Ibarra sugiere que el príncipe encargue a González fraguar un pacto de Estado

  • El ex presidente de la Junta de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra ha sugerido hoy que el príncipe Felipe, previo encargo del rey, se ponga en contacto con el ex presidente Felipe González para que frague un posible pacto de Estado para salir de la crisis.

Madrid, 28 nov.- El ex presidente de la Junta de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra ha sugerido hoy que el príncipe Felipe, previo encargo del rey, se ponga en contacto con el ex presidente Felipe González para que frague un posible pacto de Estado para salir de la crisis.

Ibarra ha cerrado con esta idea un debate sobre "La organización del territorial del Estado", en el que han participado el propio Felipe González; la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y dos de los ponentes de la Constitución, Miguel Roca y Miguel Herrero Rodríguez de Miñón.

A su juicio, lo que España necesita para superar la crisis actual es un pacto de Estado similar al que llevó a cabo el rey durante la transición con Adolfo Suárez.

En esta ocasión, ha dicho, el camino debería ser que el rey encargara al príncipe que "montara un dispositivo similar" al de entonces, pero con González como cabeza visible para articular una propuesta que hiciera posible un pacto para convivir juntos, ha dicho, otros 35 años.

Ante los murmullos surgidos en el auditorio tras designar a González, Rodríguez Ibarra ha bromeado y ha recordado que ya fue elegido para presidir el llamado "comité de sabios" de la UE.

Para no dejar fuera al actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le ha otorgado después el papel de ser él quien traslade la idea al rey.

También ha justificado la elección de don Felipe argumentando que de ese modo el príncipe sustituiría al rey no sólo en algunos actos oficiales, sino en actos fundamentales de la convivencia.

Durante su discurso de clausura, Rodríguez Ibarra ha apuntado que la política está hoy en día en horas bajas, pero se ha preguntado cuándo no lo ha estado, para recordar a continuación que, cuando dimitió, Adolfo Suárez dijo que esperaba que los españoles recuperaran la confianza en la clase política y las institucionales.

Eso le ha llevado a sentenciar: "Éste es un país al que la democracia como tal mucho mucho no le ha gustado nunca".

Además, ha rechazado la propuesta del PSOE en favor de un modelo federal del estado, convencido de que el sistema de las autonomías "supera a cualquier estado federal de los muchos que se quieran poner encima de la mesa". EFE

ess-alrv/jc

Mostrar comentarios