Sábado, 15.12.2018 - 22:56 h
Se fijan en el modelo italiano de 2012

El Gobierno activa el cobro del IBI a los bienes de la Iglesia que no son de culto

La vicepresidenta Calvo trasladó a El Vaticano que el Gobierno ha puesto en marcha una revisión de la política fiscal que afectará a sus propiedades.

Carmen Calvo, con el secretario de Estado de la Santa Sede, el cardenal Pietro Parolin
Calvo, con el secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Pietro Parolin. / Moncloa

Los bienes de la Iglesia católica que no están dedicados al culto pagarán el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Es el contundente mensaje que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, trasladó al secretario de Estado de la Santa Sede, el cardenal Pietro Parolin, en la reunión que mantuvieron en Roma el pasado lunes. El Ejecutivo de Pedro Sánchez tiene en marcha una profunda revisión de la política fiscal y la Iglesia será una de las afectadas por estas medidas impositivas, según ha desvelado la número dos del Ejecutivo este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El Gobierno se ha fijado en el modelo italiano para poner en marcha el cobró del IBI a esos lugares que no son de culto. En el país transalpino se aprobó en 2012 una ley para cobrar por primera vez impuestos a los inmuebles de la Iglesia. El ICI, que es el equivalente a nuestro Impuesto de Bienes Inmuebles, grava desde entonces los edificios eclesiásticos que se dediquen a cualquier tipo de actividad que no sea la estrictamente religiosa.

En la cita del lunes, Calvo trasladó a Parolin que la Iglesia tributará en España al igual que lo hace en otros Estados europeos. Para el Gobierno la situación fiscal de la Iglesia es, hasta ahora, una "pieza disonante" en la política fiscal. Según la vicepresidenta, el cardenal consideró "coherente" reformar la tributación.

Gobierno e Iglesia han acordado crear varios grupos de trabajo para concretar el cobro del IBI a dichos inmuebles que no estén dedicados al culto. En todo momento estarán exentos del pago esos bienes que sí se dedican al culto, ha destacado la propia Calvo.

Inmatriculaciones en marcha

La vicepresidenta ha explicado en rueda de prensa que el Ministerio de Justicia está ultimando el listado de bienes inmatriculados de la Iglesia. A partir de su publicación el Ejecutivo procederá a una revisión de los mismos para "recuperar para el patrimonio público" algunos de ellos. El Gobierno ha asegurado que respetará los monumentos y los lugares de culto, tales como la Catedral de Sevilla o la Seo de Zaragoza.

Tal y como adelantó La Información, una vez publicado ese listado, que jamás se ha conocido y que hasta la Conferencia Episcopal asegura no poseer, la previsión es que sea Patrimonio del Estado quien envíe una nota al oportuno Registro de la Propiedad. En esa comunicación, y de acuerdo con el ayuntamiento correspondiente, Patrimonio aclarará la situación en el Registro de esos lugares aportando, incluso, el título que acredita ese bien como un lugar de dominio público. El Registro, por su parte, se encuentra obligado a denunciar ese hecho ante el juez para instar a que se anule la inmatriculación anterior y quede contemplada la que se considera legal.

El Gobierno también está a punto de ejecutar la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos. La incógnita pasa ahora por conocer cuál será el destino de los restos. Moncloa descarta que sea La Almudena ya que, según ha afirmado Carmen Calvo, Franco no debe estar "en un lugar de Estado ni enaltecido".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios