Viernes, 13.12.2019 - 03:08 h
Era el candidato a liderar Universidades

Iglesias busca la fórmula para integrar la cuota catalana de Colau en el Gobierno

Los siete diputados de 32 que han logrado los 'comuns' para Unidas Podemos han provocado que Iglesias vaya a cederles una cartera.

Pablo Iglesias y Ada Colau
Iglesias busca la fórmula para integrar la cuota catalana de Colau en el Gobierno / EFE

Las cuotas de las distintas sensibilidades que existen en Unidas Podemos empiezan a pesar en las negociaciones para formar gobierno. Los compromisos que asumió Pablo Iglesias hace tres años con sus socios han provocado que se haya planteado dar marcha atrás en ciertas decisiones. Es lo que ha ocurrido con la elección de los ministerios que le corresponden, que están prácticamente adjudicados a Irene Montero, Yolanda Díaz y Pablo Echenique. Pero el peso de En Comú Podem, la marca que lidera Ada Colau en Cataluña, ha provocado que el líder de la confluencia morada esté repensando sus planes. Esto supone que ya haya puesto sobre la mesa cómo integrar a sus socios catalanes en el Consejo de Ministros, como ha podido saber La Información.

Esta decisión le sirve al líder de UP para reconocer la importancia de los 'comuns' y que haya cierta compensación en el reparto de funciones dentro de la organización. La fórmula no está clara, y es algo que se discutirá en las próximas reuniones con Pedro Sánchez y los negociadores del PSOE que ha designado. Y es que el encaje no resulta fácil, debido a que los titulares de ministerios son personas de la máxima confianza del futuro vicepresidente. Pero Iglesias tiene claro y ha trasladado a su círculo de confianza que, de ser necesario, hará cambios en la estructura que les corresponde dentro del Consejo de Ministros, según las fuentes de la negociación consultadas por este medio. 

La 'cuota gallega', reconocida

Hay dos razones troncales que explican este movimiento dentro de UP. La más importante responde a que los 'comuns' son claves dentro del grupo parlamentario que tendrá que defender la acción del gobierno en la próxima legislatura. Los siete diputados que obtuvieron en Cataluña suponen un quinto de los 35 que consiguió el grupo confederal en las elecciones generales del 10-N. Es decir, sin ellos, los morados serían mucho más débiles en el Parlamento. Y como consecuencia, estarían en una posición menos fuerte en las conversaciones para conformar el Ejecutivo de coalición. 

El otro motivo se explica con los nombres que más suenan para ocupar un ministerio en el Ejecutivo. Uno de ellos es el de Yolanda Díaz, una de las diputadas especializadas en economía del grupo y que forma parte del núcleo de máxima confianza del secretario general de Podemos. Díaz es militante de Esquerda Unida, la marca gallega de IU, por lo que también está vinculada a Alberto Garzón. En su día, eligió a UP en su día frente a En Marea, por lo que pasó a ser la líder de facto de la confluencia gallega. Su inclusión en el Ejecutivo supone que ya se reconozca el trabajo que hace la cuota de Galicia en el partido. Algo que no se había hecho con En Comú Podem.

Nombres ya descartados

El problema que tiene Iglesias es que los posibles candidatos de los 'comuns' a ocupar cargos importantes ya se han encontrado con varias trabas. Es lo que le ha ocurrido a Joan Mena, que fue diputado hasta la celebración de los comicios del 28-N. Este profesor de instituto y exportavoz en asuntos de educación de la confluencia fue uno de los que sonó para entrar al Ministerio de Universidades. Pero el rechazo de varios sectores educativos, como el de los rectores, ha provocado que su nombre se haya descartado por completo. Lo mismo le ha ocurrido al concejal en el Ayuntamiento de Barcelona y politólogo Joan Subirats, cuya futuro está lejos del Consejo de Ministros a pesar de que es de la máxima confianza de Colau, según las mismas fuentes.

Tampoco se ha descartado que integrar a la cuota catalana pueda suponer un giro en la elección de los ministros 'sociales' a los que coordinará Iglesias. El que más peligro corre de tener que ceder su puesto es Pablo Echenique, como aseguran varias fuentes a La Información. Esto supondría que tendría que ceder la cartera de Universidades a un miembro catalán de la confluencia. El área para la que precisamente se ha descartado a Mena y Subirats. La posibilidad está sobre la mesa, ya que el reparto más ambicioso implica que los 'comuns' puedan tener a uno de los suyos en las reuniones del Consejo de Ministros. Otra de las ideas es que tengan una presencia destacada en los 'segundos niveles', como pueden ser las Secretarías de Estado. 

Esta es solo una de las patas de las negociaciones para conformar el primer gobierno de coalición desde la II República. Las distintas reuniones que se han celebrado desde hace dos semanas han servido para cerrar el núcleo del Gobierno, adelantado este jueves por este diario. En ese diseño, Nadia Calviño se encargará de la política económica a través de una vicepresidencia. Un cargo que tendrá también Iglesias, que coordinará todas las áreas sociales en las que los titulares de ministerio sean de su partido. Las dudas están en quién será el tercer vicepresidente, ya que José Luis Ábalos suena para relevar a Carmen Calvo. También está por ver si Unidas Podemos accede a un cuarto ministerio. Una decisión que ya está tomada, pero que no ha sido desvelada por el momento.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING