Viernes, 21.09.2018 - 12:21 h
Reconoce el fracaso catalán y pide echar al PP.... de España

Iglesias vuelve para pedir un impuesto a la banca, atacar al Rey y calmar los suyos

Arremete contra Sánchez y Rivera por no querer echar a Rajoy, acusa a los medios de no tratar a todos igual y pide un Debate del Estado de la Nación.

Echenique y Pablo Iglesias
Echenique y Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias ha vuelto. Lo ha hecho tras 24 días desaparecido... por la Navidad y con el mismo tono, discurso y mensaje de siempre ante sus más fieles, a los que ha querido levantar el ánimo tras el fiasco catalán recordándoles dónde estaban hace cuatro años. El líder de Podemos ha lanzado algunas ideas para volver a marcar una agenda política que hoy no domina, eclipsada por una Cataluña donde su discurso es ambigüo, y según algunos de los suyos, con Bescansa a la cabeza, errático.

Así, volviendo a los orígenes a anunciado que presentará una propuesta de ley para imponer impuestos a la banca. Ha arremetido contra la Monarquía una vez más, lanzando una pregunta que él denomina laica para votar a un presidente o presidenta de una República y ha vuelto a criticar a unos medios que, en su opinión, no tratan a Podemos como a los demás. Muy duro se ha mostrado Iglesias con la Monarquía, uno de sus objetivos después de que el Rey protagonizara un mensaje vital en televisión. Iglesias ha acusado a Felipe VI de ser el "principal instrumento" de un "cierre de filas oligárquico" que tiene como objetivo impedir que se produzca un cambio político de dirección progresista en España.

En su intervención ante el primer Consejo Ciudadano de Podemos del año celebrado después de los malos resultados de las elecciones catalanas, Iglesias ha alertado de que una monarquía constitucional "no permite" la intervención del Rey en política y, sin embargo, ha dado muestras de un cierto "espíritu autoritario".

Tras estas acusaciones de brocha gorda, Iglesias ha querido dejar claro que no critica a la monarquía porque simplemente quiera "cambiar de bandera" o por ánimo de "venganza", aunque sí cree que sería más sensato que cada cierto tiempo se pudiera elegir democráticamente en las urnas al Jefe del Estado. "¿Para qué sirve la monarquía?", se ha preguntado. En ese "giro derechista" de la política española sitúa al PSOE con el que, reconoce, "se ha estrechado" la posibilidad de entendimiento.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, intentará forzar que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afronte este año un debate del estado de la nación en el Congreso, que no se produce desde 2015. Igleisas ha reiterado del mensaje de que quiere echar a Rajoy y ha arremetido contra Sánchez, al que acusa de haberse hecho viejo demasiado pronto cuando su victoria suponía una esperanza. Hay partidos, en alusión al PSOE y Ciudadanos, que no tienen "problemas en pactar con Rajoy y se han visto cómodos en ese nuevo escenario". Iglesias ha llegado a pedir que alguien descuelgue el teléfono y le llame para echar al PP... de España. En cuanto a Rivera, le ha calificado de una apuesta del neoliberalismo y le ha empequeñecido en comparación con Macron porque Rivera es un bancario y el presidente francés un banquero.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado hoy que "toca autocrítica" pero ha reclamado a sus compañeros de partido que el debate interno se realice en los órganos correspondientes y no se lleve a los medios de comunicación como ha ocurrido en muchas ocasiones en el último año. . Sin mencionar las críticas expresadas públicamente por dirigentes del partido como Carolina Bescansa sobre la estrategia de Podemos en Cataluña, Iglesias ha insistido en que no se debe llevar el "legítimo debate interno" a los medios de comunicación. "Podríamos hacerlo mucho mejor, nos sigue haciendo daño no debatir donde hay que debatir", ha alertado.

Ha reconocido que la crisis catalana ha desbaratado los planes de Podemos, que su apuesta por la fraternidad, el diálogo y un referéndum pactado no se ha traducido en un buen resultado electoral, y que muchos ciudadanos han percibido que estaban hablando más a otras formaciones políticas y "no han sentido" que estuviesen también trabajando en los problemas del día a día de los catalanes y los españoles. Y ha lamentado que no han sido capaces de impedir que los temas sociales desaparezcan de la agenda ni de evitar que "se atenuen los significados de la corrupción en España. Hay que esforzarse por situar en la agenda los problemas sociales y así lo van a hacer en el Congreso y en la sociedad".

Su desaparición, un culebrón

Iglesias ha calificado de "culebrón de invierno" el que supuestamente haya estado "desaparecido" desde las elecciones catalanas porque no haya ofrecido ruedas de prensa o no haya concedido entrevistas en los medios. "Las explicaciones hay que darlas en el Consejo Ciudadano antes que en los medios de comunicación. Lo primero es tener la reflexión aquí, es una cuestión de respeto a los inscritos", ha insistido. Tras señalar que no ha estado "desaparecido", se ha comprometido a "dejarse la piel y la salud" para intentar ser presidente del Gobierno, aunque si los militantes creen que debe estar en otro sitio, no le costará nada estar en otra posición.

No ha dejado Iglesias de lado su tono victimista y ha vuelto a señalar a los medios. El partido debe asumir que "pite quien pite" el partido y aunque el árbitro vaya contra ellos, tienen que intentar ganar la jugada. Sigue en la mente del líder de Podemos que no se aplican "las mismas reglas" con ellos que con los demás partidos, pero eso no debe servir de "excusa o de chivo expiatorio". No ha querido Iglesias dejar pasar la oportunidad de hacer una análisis político del mundo con Macron, el socialismo alemán, Ecuador, Brasil como principales focos, criticando la judicialización de la política en unos casos y atacando al socialismo en horas bajas en otros. Vuelve Pablo con sus mismas ideas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios