Imputado un militar jordano por inscribir su nombre en la Alhambra

  • Un militar jordano ha sido imputado por un delito contra el patrimonio después de que fuera sorprendido escribiendo su nombre, con un objeto punzante, en una de las paredes del Palacio de Carlos V, de la Alhambra, en Granada.

Granada, 30 ago.- Un militar jordano ha sido imputado por un delito contra el patrimonio después de que fuera sorprendido escribiendo su nombre, con un objeto punzante, en una de las paredes del Palacio de Carlos V, de la Alhambra, en Granada.

Según han informado a Efe fuentes judiciales, del caso se ha hecho cargo el Juzgado de Instrucción 5 de Granada, que sigue instruyendo la causa y está a la espera de un informe de evaluación de los daños ocasionados, por lo que aún no hay fecha de juicio.

Los hechos ocurrieron el pasado 13 de agosto, cuando el imputado, un oficial del ejército jordano de 36 años, que integraba una delegación enviada a Sevilla por el Gobierno de aquel país para la compra de un avión militar, aprovechó el viaje a España para hacer una visita a la Alhambra, según adelanta hoy el diario Ideal.

El militar fue sorprendido inscribiendo su nombre con un objeto punzante en una de las paredes del Palacio de Carlos V por un grupo de turistas, que dieron aviso al personal de seguridad.

Este oficial del Ejército, que llegó a cincelar su apellido, fue detenido por la Policía Nacional, que lo puso a disposición judicial e informó del caso a la Fiscalía Provincial de Granada.

El Ministerio Público atribuye al imputado la presunta autoría de un delito contra el patrimonio histórico, tipificado en el Código Penal con cárcel de uno a tres años y multa de 12 a 24 meses.

Tras su puesta a disposición judicial, el militar, que declaró que desconocía que su acción estuviera penada en España, quedó en libertad con cargos a la espera de celebración de juicio.

Fuentes del Patronato de la Alhambra y Generalife han informado a Efe de que en este asunto se limitaron a cumplir su misión: retener al hombre hasta que llegó la Policía y denunciar los hechos.

Mostrar comentarios