Iñaki Rekarte: "Los que juegan la partida no se dan cuenta de que ya está perdida"

    • lainformacion.com habla con Iñaki Rekarte, exjefe del comando Santander de ETA, condenado a 203 años de cárcel por tres asesinatos.
    • "¿Cómo contarles esto a tus hijos? Hablando, hablando... Iré enseñándoles lo que he sido, lo que soy. Soy su padre, claro que les hablaré"
Iñaki Rekarte
Iñaki Rekarte

Rekarte sirve potes tras la barra del Ekaitza (tormenta), el bar que regenta en Santesteban. Una tranquila localidad navarra de unos 1.700 vecinos, en el valle del Bidasoa.

"Vamos ahí, con los altibajos de la crisis…", cuenta resignado. Dicen que los pintxos vuelan… "Eso no está bien que yo lo diga", despeja con cierto rubor no disimulado.

¿Alguna vez ha sentido el rechazo en el pueblo?

Nunca, la verdad… Es un tema muy polémico, tienes que matizar tanto, se ofenden tanto algunos enseguida… Pero la gente más mundana, ésa es sencilla, maja. La mayoría no entienden nada de esto…

Rekarte presume de clientela. "Tengo uno de cien años que viene todos los días, un montón de setenta para arriba…Pero la gente tiene que estar asqueada de eso, ¿no?".

Hubo un tiempo en que a Iñaki Rekarte las órdenes le venían 'de arriba' y eran claras. "Matad todo lo que podáis". Entonces, tenía 18 años. Con 20 era el líder del comando Santander y estaba en la cárcel, sentenciado a 203. Un matrimonio de cuarenta años y un joven de treinta eran los muertos. Hubo más de veinte heridos. Podrían haber sido más, pero, al día siguiente, falló el mando del detonador. Reconoce que hasta mucho tiempo después no supo el nombre de las víctimas.

Yo era el responsable del comando, pero tenía poca idea, por no decir ninguna, de qué debía hacer ni cómo podía montar un grupo armado operativo.

"Yo era el responsable del comando, pero tenía poca idea, por no decir ninguna, de qué debía hacer ni cómo podía montar un grupo armado operativo. Y Koldo y Dolores- sus compañeros de comando-eran aún más inexpertos que yo. En el comando no puedes conocer ni el nombre de tu compañero, sólo sabes su alias, y no puedes hablar de nada que no sean asuntos relacionados con la logística y los atentados… Estábamos en una ciudad donde no conocíamos a nadie y lo que era peor, no podíamos conocer a ningún vecino, por seguridad. Estábamos condenados a ser fantasmas".

Rekarte era un chaval de una familia media de Irún, de padre abertzale, hijo ejemplar hasta entonces. Trabajaba en una empresa de laminaciones, ganaba bien. Tenía novia y coche. Y llegó ETA. Se integró en un pequeño comando en el que también estaba José Ramón Goñi, hijo del gobernador civil de Gipuzkoa. Hubo una bomba lapa frustrada, robos de fusiles a mano armada… también tiroteos. En uno, un amigo del grupo mató a Francisco Gil Mendoza. Era aquella la época en la que la banda se había reivindicado bandera de la lucha contra la droga. Después vino un paso más, una nueva consigna. Policías y Guardias Civiles. Hubo varios atentados frustrados por el azar. Los servicios antiterroristas les seguían la pista. Había que cruzar a Francia

"Es muy fácil apoyar a ETA en la calle, en las manis, y luego ir a la sidrería, a los arranos, a los bares de los abertzales y rematarlo todo con un chuletón y una botella de sidra en la mesa…. La kale borroka, esos chavales que andan en las manifestaciones de apoyo a ETA no tienen ni idea de la dureza que acarrea esa vida que tanto dicen admirar. Esos héroes que ensalzaban, esa épica, ese romanticismo de la batalla contra el enemigo, es todo un cuento… Lo dice uno que estuvo allí y lo sufrió en su propia carne"

La kale borroka, esos chavales que andan en las manifestaciones de apoyo a ETA no tienen ni idea de la dureza que acarrea esa vida que tanto dicen admirar.

En el país galo, Rekarte fue acogido por Pantxoa Garat, cura condenado por dar cobijo a etarras huidos. Allí conoció a muchos miembros de la banda dispuestos a todo, a cumplir con lo ordenado en silencio y sin resistencia. Pasó temporadas escondido en otras casas, hasta viajar a Bretaña. El templo de los etarras y donde eran preparados para manejar armas, para montar bombas, para fabricar explosivos. En una reunión en Burdeos coincidió con Pakito- Francisco Mujika Garmendia, máximo dirigente de la organización por entonces- que lo nombró jefe de comando.

"Me dijo que me enviaba como responsable del comando Santander. Debía montar toda la infraestructura necesaria para organizar un grupo armado en la capital cántabra y, una vez dado ese primer paso, actuar contra determinados objetivos. No me preciso nada más". Matad, matad todo lo que podáis… Esas fueron mis únicas instrucciones

Matad, matad todo lo que podáis…19 de febrero de 1992. Julia Ríos, panadera y Eutimio Gómez, técnico del Hospital Marqués de Valdecilla, matrimonio, mueren por la explosión de una bomba al paso de una furgoneta de la Policía Nacional. También Antonio Ricondo, 28 años y recién licenciado en Químicas.

"El atentado había salido mal, habíamos fracasado. Pero en ese momento no teníamos esa sensación por haber matado a tres inocentes que tuvieron la mala suerte de estar en el lugar equivocado en el momento menos oportuno, sino por no haber acabado con ningún policía. No habíamos logrado los objetivos. Las otras muertes nos parecían inevitables daños colaterales".

Rekarte fue detenido un año después en Bilbao. "Sentí un alivio enorme", reconoce ahora. "Parece una contradicción, pero así fue, era como si se desinflara un globo en nuestro interior".El atentado había salido mal, habíamos fracasado (...) no habíamos acabado con ningún policía

Lo llevaron al cuartel de La Salve, después a Madrid, a la dirección general de la Guardia Civil.

"La tortura es algo con lo que contaba. Sin torturas, de hecho, entiendo que era imposible sacar información de detenidos como nosotros. Suena duro expresado en palabras, pero tal como yo lo veo, extraer información a golpes era el único margen que le quedaba a la policía"

Le pusieron una bolsa de plástico en la cabeza, lo sacudieron con descargas eléctricas, "sentía como me ahogaba, trataba de respirar y lo que se me metía en la boca era la bolsa de plástico sin aire, sin vida…". Entró en Alcalá Meco, después pasó a Cáceres II, donde estuvo un mes en huelga de hambre y protagonizó un intento de fuga.La tortura es algo con lo que contaba. Sin torturas, de hecho, entiendo que era imposible sacar información de detenidos como nosotros.

"Los compañeros que estábamos en la cárcel formábamos una piña. Vivíamos en un mismo módulo, salíamos juntos al patio, y sobre todo, nos manteníamos separados de la vida normal de la cárcel. No había colaboración ni connivencia con el enemigo. Soñábamos con el alto el fuego definitivo".

Vino Puerto I, en Cádiz. Y Mónica...

Ella, una gaditana salerosa, morena, de buena familia, hacía sus prácticas de Trabajo Social en el penal. Un día pasó por el módulo 4. Allí estaba Rekarte.Ella, una gaditana salerosa, morena, de buena familia, hacía sus prácticas de Trabajo Social en el penal. Un día pasó por el módulo 4

"Me enseñó que el enemigo no es España o Euskadi, que en España y en Euskadi hay gente buena y gente mala, que no se trata de ensalzar a la una y vitupear a la otra, que lo importante es ver a la gente, conocerla, vivir con ella, y descubrir su humanidad con todas sus virtudes y defectos. Comencé a ver el mundo de otra manera, con menos límites, con menos muros…"

¿Se imagina la vida sin ella?

Sería una pena, prefiero ni imaginármelo. La vida hubiese sido de otra manera. Pero para todos tiene regalos… Igual hubiese ido a buscarla a Cádiz.

Rekarte ríe, también con ese aire de desazón que impera en sus palabras. Ella se enfrentó a un entorno familiar en el que la relación cayó como una losa, también a sus propios compañeros de trabajo, que no entendían nada de aquello. Mónica y Rekarte… Fue despedida y pasó a ser vigilada por la Policía.Ella se enfrentó a un entorno familiar en el que la relación cayó como una losa, también a sus propios compañeros de trabajo, que no entendían nada de aquello.

Al etarra lo trasladaron a Salamanca y allí decidieron casarse. La ceremonia la ofició un alcalde del PP, Juan Manuel Fulgencio, regidor de la localidad de Topas, que lo sabía todo de los dos. Un tiempo después llegó Iñaki, un bebé 'gaditano' para un euskaldun.

¿Cuál es ese momento en que Iñaki Rekarte se enfrenta con el pasado, y se da cuenta de todo?

Vienes dándote cuenta antes, dándole vueltas… pero el momento en que ya te llega de verdad, que empatizas ya del todo es cuando nace mi hijo. Ahí empiezas a pensar, quizás sí, ese fue el definitivo. Pero no es un pensamiento que te viene de repente. Es una reflexión durante toda una vida, y ésta es una cosa más que te pasa y que es demoledora. Te miras diciendo, qué sentido tiene esta vida.El momento en que ya te llega de verdad, que empatizas ya del todo es cuando nace mi hijo. Ahí empiezas a pensar

Rekarte firmó una carta en la que repudiaba toda la violencia de ETA. "No existe razón alguna que justifique las barbaridades que en nombre de ETA muchos ciudadanos hemos cometido durante décadas. Pido perdón a las víctimas que causé, entiendo lo duro y casi imposible que tiene que resultar convivir con ello y perdonar a quien te ha destrozado la vida para siempre…", decía. Pasó a Villabona, después a Nanclares… hasta la libertad.

¿Qué sentía aquel Rekarte que estaba en ETA?

No sé, es difícil… Formabas parte de algo. Tienes 18 años, estás ahí. Tienes un montón de cosas en la cabeza, es como un puzzle. Sentías que mandabas. Yo estaba trabajando, trabajaba todo el día, como hago ahora, y me vino esto… Interrumpió el camino. ¿Qué sentía? No lo sé. No reflexionaba sobre lo que estaba haciendo. Jamás me paré a pensar en la gravedad que suponía tomar alguna decisión que tomaba… Estás ahí y no sabes nada de la vida. Pero bueno, en los ejércitos más potentes del mundo, el primer frente lo conforman también chavales de entre 18 y 21 años, le edad en la que uno piensa menos a la hora de apretar un gatillo… Luego todo pesa más, te haces más lento, piensas más.¿Qué sentía? No sé, es difícil… Formabas parte de algo.Sentías que mandabas. Jamás me paré a pensar en la gravedad que suponía tomar alguna decisión.

¿Se sintió entonces utilizado?

No, qué va. Eso ni te lo planteabas. Obedecías y era como si fueran tus ídolos o algo parecido. Eso luego, con el paso de los años… Pero al final, lo hace uno porque uno lo ha querido, lo has hecho tú porque tú has querido. Y es un peso que tienes que asumir tú, porque lo has hecho tú.

Se puso en contacto con los familiares de sus víctimas. ¿Qué reacción encontró?

Diferentes. Desde el que no quiere reunirse conmigo, al que contactó conmigo sin que yo lo hiciera. Se habla de 'las víctimas', pero no se puede decir así. Cada persona es una persona, y lo ha vivido todo de manera diferente. Aunque tienen puntos en común, cada persona tiene diferentes preguntas y respuestas, es un mundo. Pero sí es verdad que te quedas sorprendido porque te imaginas su rencor… Piensas que tú lo sentirías igual… Y cuando te reúnes, piensas, 'pégame una bofetada'. Yo conocí a una mujer sin ningún odio. ETA mató a su marido, y, sin embargo, ella hablaba de los 'chicos' que lo habían matado, y que luego murieron con una bomba… Y decía 'esos chicos'. Tenía dos hijas, vino sin que una lo supiese. ¿Hablaría yo así de alguien que ha matado a mi hijo? No lo creo. Qué evolución personal ha tenido esa mujer… Y no es la excepción. Creo que la mayoría de la gente que ha sufrido eso, bueno, la mayoría no lo sé porque no los conozco a todos, pero al menos en las personas que yo he tenido cerca eso pasa… Imagino que será también la única manera de desinflar ese globo de odio que se ha ido haciendo durante tantas décadas, eso de la reconciliación…Encontré todo tipo de reacciones al contactar a los familiares de las víctimas. Se habla de 'las víctimas', pero no se puede decir así. Cada persona es una persona, y lo ha vivido todo de manera diferente.

¿Es posible?

No lo sé, no sé si existe ni si hace falta. Igual la víctima no quiere o quien ha matado tampoco quiere. Pero si de alguna manera ha de hacerse no es una mala manera de hacer algo… y quien tenga mejores ideas que las ponga en marcha. Nosotros tuvimos las nuestras en Nanclares. Eran ideas y para nosotros fue muy positivo. De ahí no salió nada malo.

¿Qué valor tiene el perdón? Que una víctima perdone al asesino, que un asesino pida perdón a su víctima…

Mucho. Sobre todo para la víctima, supongo. Al final, pensar que la persona que ha matado a tu marido o a tu hijo lo consideró un trofeo... es un plus añadido insoportable. Ver a la otra persona que de verdad pide perdón, aunque tú no lo perdones, creo que sirve para desahogar un poco todo esto. Pero claro, cada persona es un mundo, cada uno tiene su vida, sus circunstancias… Ellos sabrán por qué han hecho esto. ¿Por qué en ETA hay un segoviano, uno de Almería? ¿Por qué uno de Badajoz se pone a matar por la 'causa vasca'?El perdón tiene mucho valor. Sobretodo para las víctimas

Dice… 'si los presos hablaran…' ¿Qué piensan ellos de la organización? ¿Qué sienten?

Lo que digo es que si lo que hablábamos en la cárcel durante tantos años lo hubiéramos dicho… A veces, despotricas porque estás cargado de algo, pero otras, aunque sea mala leche, estás lanzando ideas que son acertadas… Como siempre, hemos estado callados. Y ahora también. Si los funcionarios hablasen… Es un buen sitio para ir a preguntar.

¿Por qué se calla? ¿Por miedo?

Por miedo a perder tu vida, tu entorno, tu seguridad cuando salgas… al menos eso es lo que me pasaba a mí por la cabeza. Pero a otro le puede pasar otra cosa. Y luego también hay gente convencida de que lo que está haciendo está bien y ya está. Quizás sea miedo, puede ser… Pero también está la falta de personalidad, de criterio en la vida, de no hacer frente a ninguna de tus contradicciones… Lo único que vi posible fue coger las maletas e irme. Y cuando quedé libre de verdad, sólo me felicitó una persona que aún está en la cárcel… La única a la que de verdad aprecio.Los presos no hablan por miedo a perder tu vida, tu entorno, tu seguridad cuando salgas… Al menos eso es lo que se me pasaba a mí por la cabeza

¿Quién es?

No lo voy a decir… (pausa) El resto, pues si no los vuelvo a ver el resto de la vida, no pasa nada. ..

¿ETA teme a que sus presos hablen?

No lo sé, no lo creo…

Un día decide que se va y ETA le expulsa. ¿Qué le dicen?

Me pidieron explicaciones. Pero no te llaman, así no se hacen las cosas en ETA. Ahí vuelan las noticias. Cuando la gente sale, que ha pasado siempre, se informa al resto de lo malo que es, se lee un folio entero con todas tus maldades. Hace poco eras un hermano, después te ponen a parir. Y el que ha salido ha estado callado porque no ha querido problemas… Pero al callar parece que has hecho algo malo también.Cuando salen de ETA, leen un folio con todas tus maldades. Hace poco eras un hermano, después te ponen a parir.

¿El resto debería hablar?

Yo no soy nadie para decirle nada a nadie. Si de verdad queremos que nuestros hijos no tengan este problema el día de mañana hay que arreglar las cosas ahora. Y hablar claro, y decir cada uno lo suyo, y reconocer… no sé qué hay que hacer, pero hay que solucionarlo. No puede ser algo como la Guerra Civil, siempre sin resolver… y que cuando llegue el siguiente quiera resolver lo que otros no pudieron. La responsabilidad es muy grande, para vivir nosotros lo que nos queda aquí, pero también para que lo vivan los que vienen.¿Si los otros deberían hablar? No soy quién para decir nada a nadie

Dice también que fue en la cárcel donde aprendió a odiar, ¿a quién?

Fue una época muy dura, con muchos atentados fuera, dos décadas terribles. Y estás ahí, en medio de esa celda, sorteando tus problemas personales… Te basta con odiar al funcionario, al director de la cárcel. Tienes odio dentro y esa gasolina tienes que quemarla. No odias nadie en concreto.

ETA anunció la semana pasada el avance en el sellado del arsenal, con condiciones. Un diseño conjunto con el Ejecutivo vasco… ¿Qué opina?

Esto es de lo único que no puedo dar explicaciones. Sé que se tiene que solucionar, ¿cómo desmontar el andamio? Ellos sabrán. Los que están jugando la partida de ajedrez no se dan cuenta de que ya está perdida…

¿Cuál es la capacidad operativa actual de la banda?

No lo sé, la policía lo sabrá.

¿Es posible que ETA vuelva a atentar?

No lo creo, no tendrían cobertura política. Y ETA sin cobertura política no es nada… Lo veo poco probable, no tendría mucho camino. Por no decir ninguno, en el hipotético caso.Es poco probable que haya un atentado, no tendría cobertura política. Y ETA sin cobertura política no es nada…

¿Pedirá ETA perdón alguna vez?

Ahora no parece, pero ojalá…

Otegi valora la vuelta a la política activa cuando salga de la cárcel…

No lo he visto, me lo han contado, pero no leo absolutamente nada. Me aburre todo ya, es muy repetitivo. Un periódico de hace veinte años y otro de ahora es lo mismo. Las claves de la solución son muy sencillas, pero andan mareando la perdiz, siempre con miedo a pedir perdón, a condenar… No me gusta vivir así, hay que decir las cosas claras. No quiero saber nada de eso. Ya llegarán personas más inteligentes que nosotros y con más talla humana.

¿Qué quiere ETA ahora?

Esa es la pregunta… El sistema está consolidado, ¿Cómo lo quieres cambiar? ¿Qué quieres hacer? Lo que pasa también es que ETA se ha convertido después de tanto tiempo en un modo de vida para algunos. Creo quizás que los motivos personales pesan mucho en ciertos casos, el querer salvarte a ti mismo. El que está escondido quiere volver a casa como que no ha pasado nada… Es una situación difícil de gestionar. Y eso seguramente te condicione a la hora de hablar cuando negocias cómo terminar con esto.

Llegará el día de contarle esto a sus hijos, ¿Cómo se explica algo así?

Hablando, hablando durante toda la vida… La pequeña es aún muy pequeña, el mayor ya sabe cosas que ha oído en la escuela. Iremos enseñándole lo que hemos sido, lo que somos. Los iremos educando, procurando que no cometan los fallos… Yo soy su padre, y claro que les hablaré…

¿Cómo ha vivido todo esto su familia, sus padres?

(silencio) Es duro, es duro… cuando tu hijo cumple 18 años, te quedas sin él… Supongo que no lo habrán pasado bien…Para los padres es duro, es duro… cuando tu hijo cumple 18 años, te quedas sin él…

¿La gente se ha olvidado de ETA?

La gente está aburrida, ¿tú no lo estás? Cuando hay un atentado, sí, cala tan hondo que… pero la gente estará aburrida… Cuando hay tregua pasas página, y menos alguien que pierde a su marido, a su hijo, el resto lo hace rápido.La gente está aburrida de ETA, ¿tú no lo estás?

¿Qué sería de Iñaki Rekarte si no hubiese entrado en ETA?

Estaba montando una empresa de jardinería… pues jardinero hubiese sido un tiempo... Nunca he querido pensar en eso, es muy difícil imaginártelo…. Pero qué pena…qué pena… De esto uno se arrepiente toda la vida.

Nunca he querido pensar en cómo sería mi vida si no hubiera entrado en ETA. Qué pena... qué pena.. de esto se arrepiente uno toda la vida

Los fragmentos en cursiva pertenecen al libro "Lo difícil es perdonarse a uno mismo. Matar en nombre de ETA y arrepentirse por amor" (Editorial Península, 2015)

Mostrar comentarios