Martes, 22.05.2018 - 00:27 h
No tiene nada que ver con la desaparición del pequeño

Ingresa en prisión el detenido por acosar a la madre del niño desaparecido en Níjar

La sentencia relata que está "obsesionado" con la madre de Gabriel, de forma que "de modo insistente y reiterado" buscaba su "cercanía física".

La madre del niño desaparecido atiende a los medios de comunicación
La madre del niño desaparecido atiende a los medios de comunicación / EFE / EFE

El hombre detenido por incumplir una orden de alejamiento de la madre del niño de 8 años desaparecido en Níjar (Almería) ha ingresado esta mañana en la prisión de El Acebuche, según han informado fuentes penitenciarias. El detenido, D.M.F.A., que permanecía en la Comandancia de la Guardia Civil de Almería, ha entrado en la cárcel poco antes de las 12.00 horas. 

Los padres de Gabriel no han tardado en desconectar este hecho con la desaparición del pequeño. "La situación del señor que está en la cárcel es por un asunto de acoso hacia mi persona, en el que llevaba bastante tiempo, casi dos años, en el que yo me he sentido muy acosada, con miedo", ha dicho Patricia Ramírez. "No ha sido una pareja, es una persona que se enamoró, sus capacidades están, podríamos decir mermadas, pero no tiene nada que ver con nuestro hijo. Y el hecho de que esté en la cárcel no tiene nada que ver tampoco con la búsqueda de nuestro hijo", ha insistido.

Fuentes de la Guardia Civil han destacado que el hombre no ha sido puesto a disposición judicial ya que había una orden de ingreso en prisión previa que pesaba sobre él por otro quebrantamiento similar. Por eso, ha ingresado directamente en el centro penitenciario El Acebuche para dar cumplimiento a lo decretado en un auto dictado por el Juzgado de lo Penal número 3 de Almería hace meses.

D.M.F.A. fue condenado en noviembre de 2016 por el Juzgado de Instrucción número 6 de Almería por un delito de acoso a tres meses de prisión, si bien esta pena quedó suspendida durante dos años y se le impuso una orden de alejamiento de 200 metros respecto a Patricia Ramírez que sigue vigente hasta noviembre de 2019.

Según la sentencia, el detenido se había "obsesionado" con la madre de Gabriel, de forma que "de modo insistente y reiterado" buscaba su "cercanía física" e intentaba contactar con ella, lo que provocó que la mujer tuviese su ánimo "perturbado" y sintiera "temor a salir a la calle por no encontrarse con el acusado".

Este hombre fue condenado de nuevo tras ser juzgado por quebrantamiento de condena en octubre de 2017 y más tarde el Juzgado de lo Penal número 3 de Almería revocó la suspensión de la condena que tenía dictada y ordenó su ingreso en prisión. Hace dos semanas, el Juzgado de lo Penal número 1 de Almería volvió a juzgarle por quebrantamiento de condena y dictó una sentencia, que aún no es firme, que impone a D.M.F.A. seis meses de prisión.

Ahora en portada

Comentarios