Jueves, 18.10.2018 - 16:40 h
Participación directa ciudadana

Iniciativa legislativa popular: ¿en qué consiste?

Los filtros para que un ciudadano común lleve una propuesta de ley al Congreso son difíciles de superar: se necesitan 500.000 firmas en nueve meses.

Inician en Toledo una recogida de firmas contra los recortes en sanidad, la saturación de Urgencias y falta de personal
Se han registrado un total de 117 iniciativas desde 1984.

También conocida como Iniciativa Ciudadana, la ILP es la figura que la Constitución prevé para permitir la participación directa de los ciudadanos en el proceso de producción de normas y leyes, para que los ciudadanos de a pie y no sólo los diputados del Parlamento y el Gobierno puedan legislar.

El número de iniciativas registradas en el Congreso ha sido históricamente muy pequeño en comparación con el de leyes que promueve el Gobierno o las proposiciones de los grupos políticos. Desde que se aprobó la Ley Orgánica que regula este tipo de iniciativas en 1984 se han registrado un total de 117 de estas iniciativas y sólo una se ha aprobado, según la información disponible en la web del Congreso. Fue una iniciativa para la regulación de la tauromaquia como patrimonio cultural, que se aprobó con modificaciones en 2013. Otros dos han sido subsumidas en otra iniciativa.

La razón por la que hay tan pocas es que los filtros para que un ciudadano común lleve una propuesta de ley al Congreso son difíciles de superar. Se exige la presentación de 500.000 firmas para llevar adelante este tipo de iniciativas. Los promotores tienen un plazo de nueve meses para la recogida de firmas, aunque dicho plazo puede ser prorrogado por causa mayor. Recoger tal volumen de firmas implica una capacidad de convocatoria que no está al alcance de todo el mundo.

La ley señala que el Estado debe compensar a los promotores los gastos que hayan tenido en la recogida de firmas, pero sólo si se alcanza el número de firmas requerido y se inicia la tramitación. Asimismo, aunque se cumpla con el filtro de las firmas, el Pleno del Congreso debe votar a favor de tramitar la ILP. La mayoría de las 117 iniciativas de estas características que han llegado al Congreso ni siquiera se han votado.

La Constitución limita el número de asuntos sobre los que pueden versar este tipo de iniciativas, ya que estas no pueden legislar en asuntos propios de Leyes Orgánicas, de naturaleza tributaria, de carácter internacional, referentes a la prerrogativa de gracia, y en materia presupuestaria.

Ahora en Portada 

Comentarios