Jueves, 19.04.2018 - 11:49 h
40.000 folios

Interior dilatará más de un año el estudio del material sobre ETA cedido por Francia

Cada Cuerpo recibirá los documentos de los casos que investigó. Para el resto, se creará una comisión conjunta de Policía y Guardia Civil.

Caja de los documentos entregados
Caja de los documentos entregados

Hace apenas una 10 días, Francia entregó una ingente cantidad de documentación a España sobre la banda terrorista ETA. Además de 50 sumarios, los analistas calculan que solo en formato papel habría más de 40.000 folios, a lo que habría que añadir los documentos en formato digital, que se estima en bastantes cientos de terabytes. Antes de analizar todo el material, lo que supondrá una inversión enorme de tiempo y recursos, las autoridades judiciales deberán decidir cómo se efectuará el reparto de esta información y qué organismos estarán al frente de la investigación.

"A pesar de que la intención de todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad es agilizar este proceso al máximo, lo cierto es que solo en repartir el trabajo se empleará muchísimo tiempo. No creo que antes de un año se haya terminado de analizar toda la documentación, y eso es siendo generosos. Hay 379 crímenes de ETA sin autoría, por lo que la prioridad será esclarecer alguno de ellos. Nosotros tenemos recursos limitados y, aunque se designarán equipos especializados para ello, en comprobar minuciosamente cada documento, digitalizarlo y estudiarlo se tardará, según nuestra experiencia, al menos un año y unos cuantos meses más cotejar todos los datos", comentan fuentes de la Guardia Civil.

El material entregado por Francia se traladó al célebre cuartel de Intxaurrondo y ahora se encuentran en Madrid, con la máxima seguridad para evitar que se rompa la cadena de custodia y, en consecuencia, queden invalidados como prueba para un futuro juicio. Según explican estas fuentes, lo primero que se hará es seleccionar un equipo de cada Cuerpo de Seguridad. Posteriormente, se procederá al reparto de los efectos en función de quién llevara el caso original.

"Para los casos en los que no haya participado ningún Cuerpo de Seguridad, se creará una comisión conjunta. El problema viene en los casos en los que hayan participado más de un Servicio. ¿Qué se hará entonces? No está decidido, pero supongo que pasará a esa comisión. Es el único punto en el que podría haber algo más de fricción, pero hemos demostrado que somos capaces de trabajar conjuntamente por el bien de todos. Esperamos que este reparto se inicie cuanto antes, pero siendo realistas y con las garantías que este proceso debe tener, pasarán varias semanas antes de que se pueda iniciar cualquier tipo de trabajo", continúan.

"Aunque los expertos de los servicios de Información de la Policía Nacional y de la Guardia Civil son conscientes de las enormes dificultades de encontrar nuevos indicios en casos en los que no existen pruebas directas, así como del esfuerzo que supone analizar o revisar esta información de nuevo, no tienen dudas de que un solo caso en el que se arroje luz podría compensar el enorme trabajo a realizar", subrayan desde el Ministerio del Interior.

Terminará en el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo

De esta forma, Francia no solo ha puesto a disposición de España toda la documentación de la banda desde 1988, sino que también ha entregado unas 300 armas, entre las que figuran revólveres, pistolas, o lanzagranadas, así como cintas de cassette en las que se escucha a los dirigentes etarras hacer críticas de su estrategia, cintas de vídeo con testimonios de secuestrados, cartas entre los comandos de la banda, algunos 'Zutabes', revistas internas de ETA y datos sobre la extorsión conocida como “impuesto revolucionario”. Las armas, según explica en Ministerio del Interior, serán objeto de estudios balísticos para cotejarlas con atentados sin esclarecer que hayan sido cometidos en España.

Una vez concluyan las investigaciones de los Servicios de Información, todo el material se pondrá a disposición del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo. Con sede en Vitoria, precisamente en el antiguo edificio del Banco de España en la capital vasca, el Centro Memorial se constituye como el “banco de la memoria” de las víctimas del terrorismo. "Muchos de los efectos entregados por Francia poseen un considerable valor histórico por cuanto de ellos pueden extraerse informaciones sobre las estrategias y tácticas seguidas por ETA durante esos años que podrían desmontar parte del relato del conflicto que se pretende imponer desde aquellos que fueron protagonistas o cómplices del azote terrorista que durante tantos años padeció la sociedad española", concluyen desde Interior.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios