Sábado, 17.02.2018 - 21:55 h
Expuestas en un comercio de la ciudad 

Intervienen un colmillo y tres patas de elefante africano usadas como muebles 

Un vecino de Toledo que las estaba intentando vender por Internet y el Seprona ha intervenido las piezas de una especie de elefante africano. 

Fotografía de la incautación de la tres patas de un elefante africano
Fotografía de la incautación de la tres patas de un elefante africano / Delegación del Gobierno de Toledo

El Seprona de la Guardia Civil de Toledo, en dos operaciones distintas, ha intervenido tres patas de elefante africano a un vecino de Toledo que las estaba intentando vender por Internet y un colmillo de la misma especie que estaba expuesto en un comercio de la ciudad.

Las piezas han quedado a disposición del Inspector-Administrador de Aduanas e Impuestos especiales de la provincia de Toledo, al considerarse la tenencia y el comercio, sin los requisitos legalmente establecidos, una infracción administrativa de Contrabando, según ha informado Delegación del Gobierno en nota de prensa.

El Seprona de la Guardia Civil de Toledo, en relación con el comercio ilegal de especímenes incluidos en el Convenio Cites, que regula las operaciones de importación, exportación, comercio, tenencia y circulación de especies amenazadas de la flora y fauna silvestre, localizó a través de una página de Internet tres patas de elefante 'Loxodonta africano', transformadas en un paragüero y dos taburetes, puestas a la venta por un vecino de Toledo.

Igualmente y gracias a la colaboración ciudadana, el Seprona tuvo conocimiento de la existencia de un colmillo de marfil tallado de la misma especie de elefante, expuesto en un escaparate de un comercio de esta misma localidad.

Infracción por la Ley de Contrabando 


En ambos casos, las personas poseedoras de estas piezas carecían de las autorizaciones necesarias para su posesión o venta, por lo que la Guardia Civil las decomisó y las puso a disposición del Administrador de Aduanas e Impuestos Especiales de Toledo, al estar considerado como infracciones administrativas a la Ley de Contrabando.

Un inspector del Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones (Soivre), perteneciente a Comercio Exterior, determinó la autenticidad de las piezas incautadas por la Guardia Civil.

Temas relacionados
Comentarios