Domingo, 25.08.2019 - 09:43 h
Respalda a las acusaciones del juicio por el caso Bankia

La fiscal avisa: ni inversores ni Estado, la sociedad es la víctima de la OPV de Bankia

Responde a los alegatos de la excúpula de la entidad y sigue manteniendo falsedad en las cuentas. Los abogados de los acusados denuncian indefensión.

Bankia se sienta en el banquillo de la Audiencia Nacional
La excúpula de Bankia se sienta en el banquillo de la Audiencia Nacional / EFE

Ni los accionistas ni el Estado, la verdadera perjudicada de la salida a Bolsa de Bankia fue toda la sociedad, según ha explicado este miércoles la fiscal Anticorrupción de este procedimiento, Carmen Laúna, en respuesta a todas las cuestiones previas planteadas por la excúpula de la entidad que se sienta en el banquillo por el presunto maquillaje de las cuentas de los ejercicios 2011 y 2012 de la entidad. 

La representante del Ministerio Fiscal ha ido desmenuzando, uno a uno, todos los alegatos planteados en estos dos días por los 34 acusados del procedimiento y ha concluido que "la afectación colectiva de estos hechos es más que relevante".  De esta forma, ha respaldado la legitimidad de todas las acusaciones para seguir presentes en el macrojuicio desmontando así la posibilidad de que se aplique la conocida como 'doctrina Botín'; reclamo este último planteado por cerca de la totalidad de los acusados. 

Además, Laúna ha vuelto a insistir, como ya lo hiciera en su primera exposición el lunes, en que no descarta ampliar la acusación actual por delito de fraude de inversores (que imputa únicamente a cuatro de los 34 acusados) y añadir también el de falsedad contable por los ejercicios relativos a 2011 y 2012.  Esto es así porque entiende que no es necesario que las cuentas de una entidad o sociedad estén auditadas para que se produzca delito, aunque insiste en que esto se decidirá a tenor de cómo avance el procedimiento.

Esto es así porque las defensas de los exaltos cargos y exconsejeros de Bankia alegaron que no se podría acusar por este delito en tanto las cuentas de 2012 no estaban auditadas. Al respecto, responde que éstas "salieron del entorno del Consejo de Administración, fueron presentadas a la CNMV como hecho relevante" y llegaron, "no solo a toda la comunidad sino que fueron objeto de publicidad evidente en los medios económicos".  

Se refiere Laúna a la campaña mediática que lanzó Bankia con motivo de la salida a Bolsa. Al respecto, ha asegurado que incluso el entonces presidente, Rodrigo Rato ofreció el 6 de mayo de ese año un dividendo de 152 millones de euros sobre los resultados de las cuentas publicadas dos días antes ."Una sistemática distorsión de la información constituye una seria amenaza para la confianza del sistema económico", ha apostillado.

"Después de siete años estamos exigiendo un poco de justicia"

Ya en el turno de las acusaciones, los letrados han reivindicado su derecho a ser parte en el juicio, previsto hasta el mes de junio. "Después de siete años estamos exigiendo un poco de Justicia", ha dicho una de la abogadas de los perjudicados. Al hilo, ha acogido la propuesta hecha por Bankia antes de que arrancara la vista de indemnizar a las 205 personas que aún no han sido resarcidas pero ha adelantado que no van  a abandonar la vía penal, tras cinco largos años de instrucción.

Tras sus alegatos, el tribunal que preside la magistrada Ángela Murillo ha dado la palabra a los abogados de los acusados, quienes han mostrado su rechazo ante la posibilidad de que se acuse también por falsedad contable. Ignacio Ayala, letrado de Rato, ha alegado "máxima indefensión" hacia su cliente ante la "sorpresa" de que la fiscal cambie el escrito de acusación final y ya ha adelantado que, si efectivamente existen modificaciones, pedirá su nulidad. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios