IU pone a punto su maquinaria electoral y zanja la crisis por Caja Madrid

  • IU ha puesto a punto su maquinaria electoral para las elecciones generales al fijar el 15 de febrero la fecha de las primarias y ha dado por zanjada la crisis con la federación madrileña a cuenta del escándalo de Caja Madrid tras pedirle que cese a sus portavoces en el Ayuntamiento y la Asamblea.

Madrid, 14 dic.- IU ha puesto a punto su maquinaria electoral para las elecciones generales al fijar el 15 de febrero la fecha de las primarias y ha dado por zanjada la crisis con la federación madrileña a cuenta del escándalo de Caja Madrid tras pedirle que cese a sus portavoces en el Ayuntamiento y la Asamblea.

De esta manera ha concluido la última reunión de la Presidencia Federal de este año, en la que se ha discutido largamente sobre el informe de la Comisión de Transparencia que ha elaborado un dictámen sobre el alcance de las responsabilidades políticas en relación con los escándalos de Caja Madrid y las tarjetas opacas.

Y a la vista de este informe, el órgano de dirección de Izquierda Unida ha decidido exigir el cese de los portavoces en el Ayuntamiento, Ángel Pérez, y en la Asamblea de Madrid, Gregorio Gordo, mientras que ha salvado al "número dos" de la organización, Miguel Reneses, cuya dimisión también pedían muchos dirigentes de IU al considerarle igualmente responsable durante su etapa como coordinador madrileño (finales de 2000-principios de 2002).

También en este cónclave se ha ratificado que las primarias para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno -abiertas por primera vez a los simpatizantes- se celebrarán el 15 de febrero.

En el caso de que sólo se presente un aspirante, no parece que haya proceso de primarias porque, según han defendido varios dirigentes, sería someter al candidato a un "plebiscito".

Todo apunta a que el único que concurrirá será el diputado Alberto Garzón, que ya ha dado un paso al frente una vez que ha logrado ganarse el apoyo expreso de la mayoría de las federaciones de IU.

Y con las elecciones municipales a cinco meses vista, el líder de IU, Cayo Lara, ha advertido en su intervención ante la Presidencia de que la formación no puede "despistarse" con aquellos partidos que están "mareando la perdiz", en alusión a Podemos, y siguen sin aclarar si quieren formar parte o no de una candidatura conjunta para los comicios.

En su informe político, respaldado por 46 votos a favor, ninguno en contra y cinco abstenciones, Lara ha sido muy contundente al afirmar que cualquier alianza electoral se conformará en base a un programa de gobierno y no sobre "demagogias ni cartas a los Reyes Magos", otra vez en referencia al partido de Pablo Iglesias.

Porque el objetivo de IU, ha subrayado, es "gobernar" y ganar peso institucional para poner en marcha otras políticas, como ha sido posible en Andalucía, ha recordado Lara ante la treintena de miembros de la Presidencia Federal de los setenta que integran este órgano de dirección.

Y sin perder de vista las citas electorales del año que viene, el coordinador federal ha llamado a los suyos a no "olvidar" la calle porque todos los días -ha dicho- hay motivos para la movilización ciudadana y a que estén alertas ante quienes quieren "dividir" a la izquierda.

También en su intervención, ha repasado otras cuestiones de la actualidad política y se ha referido, por ejemplo, al fin de la crisis económica, que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dio por hecho esta semana, ha ironizado, sin tener en cuenta los 5,5 millones de parados, la precariedad laboral o los 3 millones de ciudadanos que no perciben ningún subsidio.

Otra de las cosas que ha afeado al presidente ha sido el "patriotismo constitucional" del que ayer hizo gala en el acto del PP en defensa de la Constitución por considerar que con su política de recortes y reformas no ha hecho más que violar "sistemáticamente" todos los derechos recogidos en la Carta Magna.

Ha echado en cara también al PP que quiera retrasar hasta después incluso de las generales la investigación de la trama Gürtel y "las consecuencias" que pueda tener el caso de los papeles de Bárcenas, en el que IU está personada, para evitar en las urnas el coste político.

De este cónclave han salido también dos iniciativas concretas, una de ellas para implementar un impuesto extraordinario que será del 18 % de media para los incrementos patrimoniales por encima de los 50.000 euros anuales que se produzcan entre el 1 de enero y 31 de diciembre de 2015.

La otra, para intentar "parar" la aplicación del Tratado de Libre Comercio UE-Estados Unidos, de consecuencias "terribles" para muchos sectores sociales, ha pronosticado el líder de IU, y ha planteado impulsar una "gran movilización" unitaria para conseguirlo y exigir que el Tratado tenga que ser ratificado en el Parlamento. EFE

alr/ess

Mostrar comentarios