Sábado, 30.05.2020 - 13:28 h
Tras semanas de tensas negociaciones

Galán cierra con su jefe de seguridad una millonaria salida tras el caso Villarejo

Antonio Asenjo formaliza su marcha de Iberdrola tras 18 años en plantilla y lo hace antes de declarar en la Audiencia por los encargos al Grupo Cenyt.

García Castellón frena en el 'caso Iberdrola' y revisa las últimas facturas de Villarejo

El director de Seguridad de Iberdrola, Antonio Asenjo, ha formalizado su salida de la eléctrica en la que entró en julio de 2001 en pleno escándalo por los audios de José Manuel Villarejo que vendrían a poner de manifiesto una relación laboral con la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán al menos desde el año 2004, según confirman fuentes de la investigación a La Información. Se trata del punto y final a semanas de tensas negociaciones a la sombra de la causa penal que sigue la Audiencia Nacional por todos los encargos del comisario jubilado, la mayoría de los cuáles se llevaron a cabo mientras estuvo en activo en la Policía Nacional.

Los equipos jurídicos que han estado asesorando a las partes de este conflicto se han ceñido a las condiciones estipuladas en su contrato laboral saldando con éxito la extinción laboral, la cual se ha cerrado de mutuo acuerdo y consta con efectos desde este 13 de diciembre. Con todo, las negociaciones, encabezadas por el despacho de Garrigues en representación de Iberdrola y por el abogado Javier de la Vega en nombre de Asenjo, no han sido fáciles y se han prolongado durante semanas. De hecho, las fuentes consultadas explican que las condiciones pactadas han sido las estipuladas en gran parte por la compañía eléctrica en las últimas 12 horas del miércoles.

De este modo, las dos partes protagonistas de este conflicto ponen fin a una polémica que se remonta a hace unas semanas cuando la empresa anunció que había decidido prescindir de su jefe de seguridad por motivos de pérdida de confianza pese a que éste seguía en activo en la plantilla de la compañía, tal y como informó este diario. Fue entonces cuando Galán ofreció al policía en persona una salida pactada de 1,6 millones de euros, tal y como adelantó El Confidencial, que éste rechazó por no estar de acuerdo con las condiciones de su marcha de la entidad. Ahora, sellan en un documento todos los conceptos relativos a la indemnización, la compensación por el pacto de no competencia, la liquidación de haberes, el saldo y finiquito, si bien no han trascendido las cuantías concretas de esta firma.

Declaración en la Audiencia Nacional 

El acuerdo zanjado entre las partes allana el camino de Asenjo ante su próximo interrogatorio en la pieza décimoseptima del caso Tándem que indaga bajo secreto de sumario los contratos de la eléctrica con Villarejo. El propio policía solicitó al magistrado instructor declarar a petición propia en esta parte concreta de las pesquisas en aras a aclarar todas las informaciones que estaba saliendo acerca de los contratos suscritos con el Grupo Cenyt, tal y como adelantó este diario. Ello provocó su citación en calidad de investigado por los delitos de cohecho y revelación de secretos, si bien el magistrado Manuel García Castellón todavía no le ha podido interrogar al encontrarse Asenjo convaleciente de una operación quirúrgica, por lo que todo apunta que la cita judicial será en 2020.

La versión que preste Asenjo en sede judicial será determinante en el avance de estas diligencias puesto que tanto el magistrado instructor como los fiscales Anticorrupción al frente del caso le preguntarán acerca de todos los encargos al entramado empresarial de Villarejo y su socio Rafael Redondo y que se remontan al año 2004. Fue entonces cuando la eléctrica de Galán -que ha abierto una investigación interna para dirimir la responsabilidad penal de estos hechos- recurrió a los servicios del agente encubierto ante la problemática que surgió para poder construir la central de Arcos de la Frontera (Cádiz) que había adquirido dos años antes a la compañía norteamericana Enron.

Con el objetivo de evitar que el proyecto se frustrara, Iberdrola recurrió a Villarejo para que investigara a la plataforma vecinal 'No a las térmicas' puesto que se oponía a la instalación de la central. Años después, en 2009, volvieron a requerirle que intentara averiguar datos personales de un pequeño accionista que en la Junta de Accionistas de 30 de marzo de 2009 se mostró especialmente contrario a la gestión de Galán. La eléctrica temía que ese minorista pudiera suponer una amenaza real a la empresa en un momento en que entraban nuevos actores en el sector como la ACS de Florentino Pérez. Precisamente, Villarejo también habría ofrecido hacer seguimientos al presidente del Real Madrid, lo que motivó que éste se personara como perjudicado en la Audiencia por estos hechos. 

La propuesta de Villarejo

El último contrato firmado entre Cenyt e Iberdrola data de finales de 2016, apenas meses después de la jubilación de Villarejo. El mismo se formalizó el 28 de diciembre de ese año y llevaba por asunto la investigación patrimonial de la compañía Eolica Dobrogea y su principal accionista Christoph Kapp puesto que éste se declaró insolvente para hacer frente al pago de cerca de 12 millones de euros acordado por un laudo que dio la razón a la compañía vasca. Ello propició que Villarejo remitiera a Iberdrola hasta tres informes con documentación muy concreta de Kapp y sus familiares más cercanos que puso de manifiesto cómo las propiedades de su matrimonio figuraban a nombre de su mujer. 

Por este trabajo Iberdrola abonó 84.700 euros en dos facturas correspondientes a los meses de enero y marzo de 2017. Las mismas se acordaron en su informe de oferta técnica el cual recogía la propuesta de Cenyt sobre este último encargo. Villarejo ofreció a la compañía disponibilidad absoluta para celebrar todas las reuniones que Iberdrola solicitara además de confidencialidad en la entrega de las pesquisas, la cual se haría a mano y en sobres doblemente sellados, y tal como estipulaba el documento recogido en su integridad por este diario. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING