Sábado, 14.12.2019 - 21:26 h
Comenzó con Felipe González

Chaves: de 'capo' del PSOE al banquillo por prevaricación en el caso de los ERE

Tres cargos resumen su trayectoria: ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, presidente de la Junta de Andalucía y presidente del partido. 

Manuel Chaves comparece en la comisión de investigación sobre la financiación de los partidos
Manuel Chaves: del núcleo duro del POSE, al banquillo por prevaricación. / EFE

Manuel Chaves nació en Ceuta en 1968 y comenzó su andadura política de la mano de Felipe González. Una foto, la de "la tortilla", lo convirtió en todo un símbolo del PSOE. Desde que estalló el caso de los ERE, el mayor varapalo para la estabilidad política de la formación, su presunto papel en el mayor caso de corrupción en la historia del Gobierno andaluz, se ha saldado este lunes con una sentencia contra el expresidente de nueve años de inhabilitación para ocupar cargo público, lo que supone solo una pequeña parte de la macrocausa de 507 investigados por el reparto arbitrario de hasta 680 millones de euros entre los años 2000 y 2009. 

Los cargos resumen su trayectoria: diputado en el Congreso por Cádiz en 1977, ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, en 1986, presidente de la Junta de Andalucía, en 1990, y presidente del PSOE entre 2000 y 2012. Chaves, licenciado en Derecho por la Universidad de Sevilla y profesor por un tiempo, dirigió durante seis legislaturas la Junta andaluza con mucha holgura y gracias a su gestión logró escalar dentro del partido a cargos como secretario general de Andalucía y luego Presidente. Estas victorias las celebraba, según el Diario Sur, con tequila mexicano en casa.

Pero, su presunto papel en la causa de los ERE ha hecho tambalear su carrera. En un principio, la Fiscalía pidió 10 años de inhabilitación para Chaves por prevaricación, pero él ha defendido en varias ocasiones saber que se estaban dando ayudas sociolaborales pero no cómo se adjudicaban, porque eso escaparía, según su versión, de su "ámbito político". También ha argumentado que no hay ningún "indicio, dato o prueba" de financiación ilegal del PSOE y retó al PP a encontrar indicios de irregularidades.

El presidente socialista en funciones, Pedro Sánchez, rechazó apoyar a Chaves el año pasado y pidió que "se haga justicia". El mandatario nunca  los respaldó, pero sí elogió en su libro 'Manual de resistencia' que se hayan ido "como dos señores" del grupo ante los señalamientos. La sentencia del caso se conoce en un momento muy tenso para el partido y las advertencias del PP y Ciudadanos de que podrían utilizar la decisión judicial para pedir la salida de Sánchez

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING