Jueves, 19.09.2019 - 01:07 h
Especialmente por el espionaje a Bárcenas

El juez pone el foco en 'El Gordo' por su “innegable” papel en la red de Villarejo

Acumula la investigación a Enrique García Castaño en 'Tándem' ante la "incuestionable" colaboración con el comisario jubilado en la trama.

Enrique García Castaño
Enrique García Castaño estaba investigado hasta ahora en diferentes piezas de 'Tándem'

El magistrado que instruye el caso ‘Tándem’, Manuel García Castellón, considera que las diligencias practicadas hasta el momento sobre esta trama han puesto de manifiesto el “incuestionable” entendimiento entre el principal acusado José Manuel Villarejo y el también comisario Enrique García Castaño en determinadas partes de las pesquisas que aquí se investigan, entre ellas, la operación 'Kitchen' sobre el encargo de Interior en 2013 de espiar a Luis Bárcenas y que fue costeado con fondos reservados. 

En un auto al que ha tenido acceso La Información, el juez explica que la investigación ha puesto de manifiesto que la colaboración "de carácter ocasional" entre García Castaño, conocido como 'El Gordo' y Villarejo ha resultado ser mucho mayor de la inicialmente sospechada sin obviar, además, que existen "vínculos personales y materiales" que explicarían la imputación de éste en piezas del caso 'Tándem' tales como la arriba mencionada; 'Land' -sobre un encargo de espionaje hecho por la familia Cereceda- o 'Iron', en la que se investiga cómo se espió al despacho Blader IP Law.

Por este motivo, el magistrado decidió preguntar a las partes si acumular las diligencias separadas que abrió el anterior instructor, Diego de Egea, sobre García Castaño, en la investigación genérica de 'Tándem', tal y como adelantó este diario. Ahora, tras las respuestas recibidas y la posición favorable de la Fiscalía Anticorrupción, el juez adopta esta decisión clave para el devenir de la causa según explica en un auto en el que asegura que la integración de García Castaño en la "organización criminal" ha pasado de no estar suficientemente acreditada, a devenir "innegable".

En concreto, el instructor pone el foco en el papel que jugó el exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) en el operativo de espionaje al extesorero del Partido Popular y que corrió a cargo de su chófer Sergio Ríos Esgueva. Sobre este punto concreto, explica el juez que esta colaboración es "incuestionable" y presenta por sí sola una "coordinación en el tiempo que le sitúan muy próximos a la organización delictiva". De hecho, su declaración en sede judicial del pasado 18 de enero "no ha venido sino a confirmar" la conexión entre ambos y su relación directa con el chófer y el también comisario Andrés Gómez Gordo (ambos investigados en esta pieza número 7).

Dice el juez que tanto este último como García Castaño reconocieron que intentaron contactar con Ríos Esgueva, se involucraron en este operativo que tenía como fin sustraer información reservada de la formación popular, se interesaron por el resultado de la labor y gestionaron además una información "que nunca llegaría a ser judicializada". Se refiere así García Castellón a este encargo que salió desde la Policía y se hizo al margen de la Justicia. Al respecto, García Castaño expuso en su declaración como imputado en esta pieza que simplemente se limitaron a rastrear las cuentas de Bárcenas en Suiza y desmintió la existencia de una operación como tal. 

Por todos estos motivos el juez, cuya decisión fue adelantada por Europa Press, considera "inaplazable" la necesidad de dar este movimiento que marcará lo que resta de diligencias sobre el caso Villarejo. Esto es así porque 'El Gordo' -a quien se le imputan los delitos de malversación, prevaricación, cohecho y allanamiento de morada- pasa a jugar un papel clave en esta causa "en cuanto integrante de la organización criminal que se investiga" y en la que también están involucrados el excomisario jefe de Barajas Carlos Salamanca y el exsocio de Villarejo, Rafael Redondo.

Vinculado a la red de Villarejo por dos BMW

Precisamente, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 expone que ya había indicios de la colaboración "de carácter estable" entre Villarejo, Redondo y García Castaño en estas labores de espionaje que el principal acusado gestionaba a través de su mercantil Cenyt. Esa colaboración en cuestión se puso de manifiesto tras el hallazgo de los agentes de determinada documentación que obra en la causa en la que se pondría de manifiesto que 'El Gordo' (que aparece reflejado con el pseudónimo de 'Big') fue usuario de vehículos propiedad de la estructura empresarial de Villarejo. 

La Policía analizó en un informe el historial de datos relativos a dos vehículos BMW vinculados a su pareja y su hija y apuntaló estos indicios con determinadas grabaciones incautadas a los acusados que reflejan "claramente" que la colaboración entre los cabecillas de esta red de espionaje "se extendió largamente en el tiempo y se situó fuera del entorno policial". La labor del exjefe de la UCAO consistiría en la obtención de manera ilícita de información secreta como datos bancarios y tributarios de las personas a quienes se encargaba espiar. 

De hecho, el investigado -que fue puesto en libertad provisional tras su detención en julio del año pasado- pidió en reiteradas ocasiones que se activaran las vías para que pudiera prestar declaración en sede judicial. Para ello, De Egea solicitó autorización expresa al Consejo de Ministros; paso necesario a tenor de las prohibiciones impuestas por la Ley de Secretos Oficiales de 1968 que establece que la calificación de secreto y reservado compete exclusivamente al Ejecutivo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios