Miércoles, 17.07.2019 - 05:34 h
Fabricados en China

Tres detenidos y más de 170.000 juguetes falsos y peligrosos incautados en Madrid

La Policía Nacional recomienda que, antes de realizar compras de juguetes, se verifique siempre el etiquetado para evitar daños a los niños.

Imagen de la operación policial contra la falsificación de juguetes
Imagen de la operación policial contra la falsificación de juguetes

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a tres personas y se ha incautado de 172.000 juguetes falsos y peligrosos para la salud y la seguridad de los niños, que iban a ser distribuidos de forma inminente y que habrían generado unos beneficios de más de un millón de euros.

La operación 'Regalo' se ha llevado a cabo en un establecimiento comercial y una nave, situados en las localidades de Fuenlabrada y Parla, donde los juguetes, de fabricación china, eran almacenados y comercializados fuera de los canales legales establecidos.

La investigación comenzó en diciembre tras la denuncia de dos marcas de juguetes sobre la existencia de artículos falsificados procedentes del polígono industrial de Cobo Calleja, en Fuenlabrada. La Policía localizó primero un establecimiento abierto al público en dicho polígono, como origen de la distribución de los artículos, e identificó a tres personas de nacionalidad china que se encargaban de su venta.

Un millón de beneficio

Los arrestados adquirían los productos falsificados en China y los transportaban hasta España empleando diferentes formas y vías de entrada, detalla la Policía en un comunicado. Los juguetes llegaban en bloques separados en distintos envíos y días, e incluso empleando distintos puertos y aeropuertos de entrada, para ser montados finalmente en la nave situada en el polígono de Cobo Calleja. Esta táctica constituye una medida de seguridad empleada para dificultar su detección en las aduanas europeas.

En la operación, realizada el pasado 3 de enero, los investigadores inspeccionaron ambos locales e intervinieron más de 172.000 artículos, todos ellos imitando reconocidas marcas, así como cartonaje y elementos para su empaquetamiento. Los tres individuos fueron detenidos como presuntos autores de un delito contra la propiedad industrial.

En el establecimiento abierto al público, los comerciantes disponían de 6.000 productos y que utilizaban para atender su capacidad inmediata de distribución. En la nave-almacén, cerrada al público, acumulaban la mayoría de productos falsos además de ser el lugar donde se montaban los juguetes. Teniendo en cuenta la cantidad y variedad de los productos intervenidos, los investigadores estiman que el promedio de ganancia por juguete ronda los seis euros, lo que suma más de un millón.

Entre los efectos intervenidos destacan unos muñecos muy demandados por los niños a los Reyes Magos, como los de la marca LOL y Cry Babies, según se observa en el vídeo difundido por la Policía, que han sido localizados en unos tamaños que no existen en el mercado legal.

La Policía Nacional recomienda que, antes de realizar compras de juguetes, se verifique siempre el etiquetado y empaquetado de los mismos para evitar adquirir falsificaciones que puedan causar un daño en la salud de los niños.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios