Miércoles, 26.06.2019 - 23:07 h
Estaba preparado para atentar

A juicio un hombre que dijo en el trabajo: "Si me echan del DIA me voy a Siria"

Fue en 2015 cuando el acusado, Abdellatif Housni, comenzó una búsqueda cada vez más compulsiva de material yihadista.

La audiencia Nacional
Entrada a la Audiencia Nacional / Europa Press

La Audiencia Nacional juzga el próximo jueves a un hombre que dijo a sus compañeros de trabajo "si me echan del DIA me voy a Siria" y a los que explicaba que "nosotros sólo nos defendemos y a veces hay que hacer estas cosas" como por ejemplo "atacar el Vaticano"

Según el escrito de acusación del fiscal, Abdellatif Housni "sufrió un proceso de radicalización acelerada que, tras un proceso de auto-adoctrinamiento, le convirtió en una herramienta puesta a punto para pasar a la acción", por lo que le acusa de un delito de autoadoctrinamiento yihadista y pide cuatro años de prisión

Proceso de radicalización

Fue en 2015 cuando "influido por una serie de sucesos en el plano personal", y "espoleado por la serie de 16 atentados", comenzó una búsqueda cada vez más compulsiva de material yihadista.

La Guardia Civil detectó "gran cantidad de material multimedia" con "vídeos de ejecuciones, comunicados reivindicando atentados, discursos de líderes extremistas, publicaciones justificativas del terrorismo y del establecimiento del califato, reportajes sobre el manejo y construcción de armas y artefactos explosivos".

El consumo de este material implicó que, delante de sus compañeros de trabajo, dijera frases como "nosotros sólo nos defendemos y a veces hay que hacer estas cosas", hablar de "atacar el Vaticano" y "si me echan del DIA me voy a Siria".

Fotos de posibles objetivos

Todo ello denotaba que el auto-adoctrinamiento había terminado y "su voluntad de ir más allá" como así se desprende del material que se le incautó a partir de este momento, más centrado en España.

Un vídeo que trata de la "profanación del islam" por la presencia española en Ceuta y Melilla, con la amenaza de "consecuencias impredecibles" por las que los destinatarios acabarían "ahogándose en su propia sangre".

O también una foto de la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes junto a la alcaldesa de la ciudad, Manuela Carmena ante la bandera del orgullo LGTB que es un colectivo blanco de los yihadistas; y otra de un andén del metro de Madrid, un lugar con mucha afluencia de personas y, por tanto, objetivo de ataques.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios