Lunes, 21.10.2019 - 06:46 h
Recurrirá la resolución

La Justicia falla a favor del Santander y obliga a Ángel Ron a devolver 13 millones

El expresidente del Popular tendrá que devolver también los bonus de los años 2013 y 2014 debido a la "situación crítica" que afrontaba el banco.

Ángel Ron
La Justicia falla a favor del Santander y obliga a Ángel Ron a devolver 13 millones./ J.G.

El Juzgado de Primera Instancia número 47 de Madrid ha sentenciado que el que fuera presidente del Banco Popular Ángel Ron debe devolver los 13 millones de euros que percibió en calidad de bonus y prejubilación a su salida de la entidad en 2016. De este modo, falla a favor del Banco Santander, el cual inició el litigio judicial en condición de heredero de la entidad extinta. La magistrada María del Rocío Montes determina que el banquero debe abonar ese monto total que corresponde a la remuneración que cobró por adelantado en el primer trimestre de 2017 (apenas meses antes del hundimiento de la entidad) sin haber desempeñado el puesto de consejero desde el 20 de febrero de ese mismo ejercicio, fecha en la que le sucedió en la presidencia Emilio Saracho.

Además, la juez ordena la aplicación de la cláusula de recuperación de incentivos (conocida como 'clawback') de la remuneración variable relativa a los ejercicios 2013 y 2014. De este modo, a los 13 millones anteriores se le suman 215.546 euros relativos a los bonus cobrados. Igualmente aplica la reducción a cero de la cláusula 'malus' sobre la remuneración variable de 2014. Esta última cuantía, de 42.600 euros, estaba pendiente de cobro en 2018. 

Las acciones legales se dirigían también contra la aseguradora Mapfre, con quien tenía pactado Ron el pago de una renta vitalicia desde el mismo momento de su salida del Popular de 1,1 millones de euros anuales. Al respecto, la Justicia le obliga a devolver esta compensación por prejubilación que la aseguradora le haya abonado durante este tiempo y obliga a Mapfre a dejar sin efecto todos los pagos pendientes a efectuar recogidos en la póliza de seguro. La sentencia no es firme y cualquiera de las partes la puede recurrir ante la Audiencia Provincial de Madrid.

La decisión de la magistrada hay que buscarla en el análisis que hace del banco en el momento de la salida de Ron. Al respecto, recoge en su sentencia que es un hecho "notorio" que el Popular presentaba ya en 2016 "una situación financiera muy complicada". De hecho, explica que el informe trimestral de finales de año ya constató una pérdida contable de 3.485 millones y la situación, lejos de mejorar, "empeoró". "Esa es la causa objetiva de la aplicación de las cláusulas 'malus' y 'clawback' a los bonus ya reembolsados o pendientes de cobro", reza el fallo.

Declaración en la Audiencia Nacional

Se trata de toda una victoria judicial para el Santander que se produce en un momento procesal especialmente delicado para el que fuera presidente del Popular ya que en apenas unas semanas tendrá que declarar en la Audiencia Nacional por primera vez en calidad de investigado por su presunta responsabilidad en la caída del banco cuya resolución acordó la JUR a mediados de 2017. Junto con Ron están llamados a declarar Saracho (que será el primero en inaugurar esta ronda de citaciones el próximo 2 de octubre) así como otros directivos y altos cargos de la entidad que acabó adquiriendo el Banco Santander por un euro.

Con todo, la instructora explica que en este fallo no se analizan ni los motivos de la caída del Popular ni la responsabilidad que pudiera tener Ron en estos hechos, sino que se constata la situación de asfixia que atravesaba la entidad y que justifica que ahora el expresidente tenga que devolver estas cuantías millonarias. Para ello recoge la juez una carta con fecha de 8 de septiembre de 2017 que le envió el banco en la que reclamaba todos los cobros materializados alegando que esta decisión se amparaba en la debacle  y "la pérdida íntegra de su inversión por los accionistas y bonistas".

Ron: era remuneración fija

El pasado mes de junio se celebró el juicio tras la demanda presentada por el Santander. De las testificales y periciales practicadas en la vista, la juez concluye que se puso de manifiesto cómo en las entidades bancarias sí existe una causalidad entre el cobro de bonus de los directivos y los resultados del banco así como que el pago de compensación por prejubilación debe entenderse como una remuneración variable. Igualmente recoge los pormenores del contrato de Ron de febrero de 2015 según el cual se contemplaban tres tipos de retribuciones: fija, variable y en especie. De acuerdo con el mismo, se vinculaba el cobro de las remuneraciones variables al logro de objetivos, es decir, a los resultados de la entidad.

Ron, por su parte, expuso en el juicio que los 13 millones de su plan de prejubilación se consideran remuneración fija y que la demanda que presentó el Santander en su contra no era más que una acción encaminada a "entorpecer y crear confusión procesal" en plena guerra judicial entre los antiguos gestores y el heredero del Popular. Además, también desmintió que el Banco Central Europeo (BCE) le hubiera señalado en algún momento por las pérdidas asumidas por el banco las cuáles achaca a una mala gestión de su sucesor Emilio Saracho. Es más, acusó al Santander de haberse "olvidado de él" al no atribuirle "ningún tipo de responsabilidad". Por ese motivo su defensa recurrirá el fallo, tal y como ha podido saber este diario.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios