Justicia no descarta que el pederasta cumpla su condena en España

  • La extradición del pederasta Daniel Galván a Marruecos depende de la Audiencia Nacional, pero no se descarta que cumpla condena en España, ha dicho hoy el director general de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, Ángel Llorente.

Madrid, 6 ago.- La extradición del pederasta Daniel Galván a Marruecos depende de la Audiencia Nacional, pero no se descarta que cumpla condena en España, ha dicho hoy el director general de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, Ángel Llorente.

Así lo ha explicado tras la reunión mantenida esta tarde durante una hora y media en Madrid entre representantes de los Ministerios de Justicia y Asuntos Exteriores de ambos países.

"No se descarta en absoluto" que Galván cumpla condena en España, según el director general, quien ha destacado que, de hecho, es "una posibilidad que "parece bastante razonable", ya que si no hubiera sido indultado "erróneamente", se estaría tramitando su expediente para cumplir la pena en España.

Llorente ha explicado que las autoridades marroquíes han emitido una orden internacional para la extradición de Galván, pero en el caso de que la extradición no sea posible, hay otras opciones que están contempladas en los acuerdos bilaterales suscritos entre España y Marruecos.

En la reunión, según el director general, tan solo se ha hablado del caso de Galván, el único indulto que ha sido anulado para corregir "un error material de carácter administrativo", porque había una serie de circunstancias que no se conocían cuando se otorgó el indulto y fue "una decisión errónea" porque no se disponía de la información correcta.

La intención de las autoridades marroquíes es tratar de que la situación sea la misma que existía antes de que se indultara erróneamente a una persona que no lo merecía, ha agregado.

"La extradición es algo que tiene que resolver la Audiencia Nacional", ha afirmado Llorente, quien ha detallado que en el convenio bilateral entre los dos países no se permite la extradición de nacionales de ambos territorios, pero hay otras alternativas.

Ha apuntado que, en virtud de los acuerdos entre España y Marruecos, Galván solicitó el traslado para cumplir condena en España y ahora es el Ministerio de Justicia marroquí el que tiene que dar su consentimiento para que el Ministerio de Justicia español tramite la solicitud.

Ha recalcado que Galván tiene derecho a cumplir en su país una pena privativa de libertad por razones humanitarias, más cerca de su familia y en condiciones materiales y humanas "sustancialmente mejores".

El director general ha recordado que esta reunión técnica ha sido propiciada tras una conversación telefónica mantenida ayer entre el ministro español de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y su homólogo marroquí, Mustafá Ramid, para analizar los mecanismos de cooperación bilateral con el fin de evitar que "un caso tan grave pueda quedar impune".

Ambas delegaciones se han reunido con el objetivo de colaborar con la Justicia para que la Audiencia Nacional tenga todos los elementos posibles para resolver el caso sin ningún impedimento o limitación por pertenecer a un país extranjero.

La delegación española ha estado formada, además de por Llorente, por el subdirector general de Protección y Asistencia Consultar del Ministerio de Asuntos Exteriores, Juan Bosco, y el subdirector general de Asuntos Jurídicos Consulares del Ministerio de Asuntos Exteriores, Pablo Gutiérrez-Segú.

También han estado presentes los asesores del Ministerio de Justicia Inmaculada Aguado y Juan Carlos Gómez.

La delegación marroquí ha estado integrada por el jefe del gabinete del ministro de Justicia de Marruecos, Mohamed Benalilou, el director de Asuntos Penales y de Gracia de dicho Ministerio, Mohamed Abdenabaoui, y el ministro consejero de la Embajada de Marruecos en España, Mohamed Bulmani.

El pederasta Daniel Galván, detenido ayer en Murcia tras ser revocado su indulto en Marruecos, ha ingresado hoy en la cárcel madrileña de Soto del Real tras decretar la Audiencia Nacional su prisión provisional mientras se decida sobre su extradición.

Daniel Galván fue condenado en 2011 a treinta años de cárcel por abusar de once niños menores de edad (entre 2 y 14 años), pena que fue confirmada en apelación y en casación, si bien el pasado martes salió en libertad sin cargos tras el indulto colectivo de 48 presos españoles.

Mostrar comentarios