Domingo, 08.12.2019 - 04:51 h
Por delito de odio

Juzgan a cuatro tuiteros por insultar a los guardias civiles víctimas de Igor 'El Ruso'

Tras el asesinato de dos agentes de este cuerpo y un agricultor a manos del criminal serbio Norbert Feher en diciembre de 2017.

Fotografía de Igor el Ruso
Fotografía del asesino conocido como Igor 'El Ruso'. / EFE

Los cuatro acusados por difundir mensajes de odio en las redes sociales contra la Guardia Civil tras el asesinato de dos agentes de este cuerpo y un agricultor a manos del criminal serbio Norbert Feher, Igor 'El Ruso', en diciembre de 2017, se han sentado este martes en el banquillo del Juzgado de lo Penal de Teruel.

Son tres mujeres y un hombre a los que se les atribuye la autoría de varios comentarios en Twitter en los que se alegraban del asesinato de los dos guardias civiles, con mensajes como: "Matan a un nazi en Zaragoza, a dos guardias civiles en Teruel… si es que son todo buenas noticias en Aragón", que se atribuye a una de los acusados, M.P.S.

La acusación particular ostentada por la viuda de uno de los guardias asesinados enmarca los mensajes como constitutivos de delitos de odio, de injurias graves a fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y de injurias graves a funcionarios públicos, recogidos en el Código Penal.

"Nosotros expondremos la jurisprudencia más reciente que dice que la libertad de expresión no puede amparar ciertas expresiones que impliquen un menoscabo, mucho menos a dos agentes ejemplares que fallecieron en acto de servicio, y sobre todo a todo un cuerpo policial que cuida la seguridad de todos", ha dicho antes de comenzar el juicio el abogado de la acusación particular, Jorge Piedrafita.

Además del citado tuit, otro de los acusados, F.S.P, escribió que los agentes, alistados en un "cuerpo militar de matones y ablanda abuelas", no tenían estudios y que eligieron su propio camino, mientras que M.O.R.C publicó en la misma red social la palabra "Karma", dando a entender, según el escrito de acusación, que con el asesinato de los agentes "se ha hecho justicia". Además, M.C.O.M. publicó en Facebook la expresión "perros bastardos" y se refirió a "buenas noticias de policías muertos y guardia civil".

Los acusados se enfrentan a una pena de cuatro años de prisión y una multa de 12 meses a razón de 10 euros al día por el delito de odio, así como otros 12 meses a razón de 10 euros al día por cada uno de los otros dos delitos de injurias graves a fuerzas y cuerpos de seguridad y a funcionarios públicos.

Piedrafita ha explicado que, concluida la instrucción, cree que "ha quedado sobradamente demostrado" que los cuatro investigados "profirieron y son los autores" de los mensajes contra los guardias civiles fallecidos y contra el cuerpo en general.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING