Domingo, 21.10.2018 - 06:32 h
Escapadas

La Barcelona gótica y las siete direcciones que no hay que perderse

Desde el gran Mercado de la Boquería a El Quím pasando por algún hotel y disfrutando de los chiringuitos.

Hotel Neri
Hotel Neri

Barcelona es una gran ciudad, es la ciudad en mayúsculas, la más atractiva de todas. Existen múltiples razones para visitar y amar Barcelona: desde su arquitectura modernista, la primera que, inspirada por Gaudí, eliminó las líneas rectas; la del gran Mercado de la Boquería y El Quím, su establecimiento gastronómico más popular; la playa y los chiringuitos en los que comer al borde del mar; la de una ciudad abierta y preparada para ser recorrida en bicicleta; la del Puerto Olímpico y los fabulosos yates allí atracados; la de la majestuosidad incabada de La Sagrada Familia y el Barrio Gótico, donde todo nació.

El barrio gótico, la antigua judería en cuyas calles estrechas, amontonadas unas contra otras, para protegerse del clima de un mar que en tiempos llegaba hasta sus lindes; se guarda memoria de los que allí habitaron. Hoy, en el Barrio Gótico se esconden desde el espléndido y lujoso Relais Chateaux Neri, a tiendas con mucho encanto y personalidad en los que podemos adquirir objetos singulares que no se encuentran en otras zonas de la ciudad.

Granja Dulcinea y Xurrería (Banys Nous 8)

Para desayunar como merece la ocasión, en la calle Banys Nous, un cordobés lleva haciendo churros desde 1968..., posiblemente los mejores de la ciudad. Siempre recién sacados de la freidora. Churros y porras para llevar hasta la cercana granja (antiguas lecherías) Dulcinea, en la que se hace un café y sobre todo un muy buen chocolate para acompañar y mojar el churro... y las porras.

Sombrerería Up & Down (Carrer de la Portaferrissa 10)

Es una tienda de época en la que encontramos un catálogo de gorras y sombreros con mucho estilo. Desde los modelos Trilby, elegantes, tipo años 50, al Fedora Mass (estilo Indiana) a clásicas boinas, que denominan Fine, a sombreros de copa y otros de estilo más deportivo y militar.

Yellow Korner (Carrer de Petritxol 8)

¿Quién dijo que la fotografía es un arte menor? YelloKorner es una galería fotográfica en la que exponen y venden obra original de diversos artistas, clasificados por temas y autores y en diferentes formatos y enmarcaciones. Una gran colección de fotografías en color y blanco y negro, retro y vintage, fotografía de naturaleza y urbanas a precios muy asequibles para lucir en casa.

Carre D’artistes (Carrer de Petritxol 3)

Con el lema que popularizó Andy Warhol “El arte no puede ser reservado para las personas privilegiadas, el privilegia a todos” Carre D’artistes constituye una variante a las tradicionales galerías de arte haciendo accesible a precios asequibles de 600 pintores de todo el mundo con obra auténtica, única y certificadas. Una alternativa para adquirir arte de forma asequible para la mayoría.

Librería Quera (Carrer de Petritxol 2)

Una pequeña librería regentada por la misma familia desde 1916 en la que existe el mayor catálogo de libros y guías para realizar excursiones, sobre todo de montaña. Un punto y parada imprescindible para buscar lectura de apoyo para organizar excursiones y disfrutar de un paseo por la naturaleza, una excursión de varios días por parajes a los que no llegan el resto, e incluso iniciarse en alguna vía sencilla de montaña.

Ganivetería Josep Roca (Plaza del Pi 3)

Una tienda de las de toda la vida, con casi 110 años, forma parte del paisaje del Barrio Gótico. Una fachada de maderas nobles dejan entrever unos escaparates en los que se luce toda suerte de elementos y productos para el afeitado del hombre a un lado y navajas y cuchillos que le han dado fama al establecimiento.

Relais Chateaux Neri (Carrer de Sant Server 5)

El mejor hotel de la zona. Este establecimiento ubicado en un palacio del siglo XVII, goza del encanto que caracteriza a todos los Relais Chateaux. Desde el comedor y la biblioteca que asoman a la casi secreta plazita de San Felipe Neri. No son sólo sus singulares habitaciones, sino que aunque no esté hospedado en el hotel, puede disfrutar de la cocina de su restaurante E, que en un marco incomparable sirven platos y raciones de excelente nivel para compartir.

Ahora en Portada 

Comentarios