Sábado, 22.09.2018 - 21:21 h
Falta apuesta por la reducción del gasto público

La CEOE cuestiona los Presupuestos: la política pesó más que la recuperación 

La política presupuestaria ha adquirido un sesgo expansivo, pese a que España no ha logrado abandonar el protocolo de déficit excesivo. 

Juan Rosell paga caro sus tropiezos y cuenta los meses para abandonar la CEOE
Juan Rosell, presidente de la CEOE. 

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) cree que el momento político ha pesado más en la elaboración de las cuentas públicas que la necesidad de anclar la recuperación. Según apunta la patronal en un documento de análisis de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2018, los empresarios consideran que en un momento de ciclo económico alcista, la política presupuestaria ha adquirido un sesgo "claramente expansivo", pese a que España no ha abandonado el protocolo de déficit excesivo y a que los niveles de deuda pública son muy elevados.

Para la CEOE, aunque los Presupuestos se enmarcan en la política de consolidación presupuestaria, tras fijar un nuevo descenso del déficit público, echa en falta un apuesta por la reducción del gasto público, sobre todo por el no productivo, y un incremento de la eficiencia del conjunto de las Administraciones Públicas.

Aunque el Gobierno prevé que el saldo del conjunto de las administraciones se sitúe en el 2,2% del PIB en 2018, la patronal cree que es difícil de alcanzar, sobre todo por el ajuste que debe hacer la Administración Central desde el 1,9% del año pasado al 0,7% del PIB en este año.

Bajo su punto de vista, la consecución del objetivo del -2,2% está basada en un ejercicio de equilibrio "poco realista", sobre todo por el aumento del gasto y la sobreestimación de los ingresos. Los Presupuestos prevén una recaudación de 210.015 millones de euros, con un aumento del 8,2% respecto a la recaudación real de 2017. No obstante, el Gobierno estima que sin el impacto del sistema de Suministro Inmediato de Información, el incremento de la recaudación será del 6%. 

Este incremento en la recaudación ha generado una oleada de opiniones acerca de si será un objetivo que se llegue a conseguir o, por el contrario, será imposible de alcanzar. La AIReF ve realistas las previsiones de ingresos del Gobierno por primera vez mientras que el gobernador de España, Luis María Linde, las ponía en duda. Aun así, los datos del primer trimestre evidencian que la previsión podría ser realista y acometer con éxito dicha misión. 

También ha hecho hincapié en que si se cumplen las previsiones será la primera vez que el nivel de recaudación tributaria supera por primera vez el registrado en 2007, cuando se obtuvieron máximos históricos. Asimismo, considera que las mejores cifras de ingresos junto con la bajada del IRPF deben ser aprovechadas para acometer bajadas de impuestos que afecten al sector empresarial y favorezcan la creación de empleo y la inversión.

Por último, sobre pensiones, la CEOE ha insistido en la necesidad de acometer una revisión y reforma "urgente" del sistema de pensiones, porque considera "imprescindible" alcanzar un sistema viable y sostenible en el tiempo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios