Martes, 22.05.2018 - 02:29 h
PdCAT acusa a la CUP de bloqueo e irresponsabilidad

La CUP deja claro que otras elecciones no son peor que un gobierno autonomista

Si JxCat y ERC "tienen la perspectiva de gestionar durante cuatro años una autonomía, quizás tendrán que ir a buscar a otra fuerza política

Los diputados de la CUP, Carles Riera (d) y Vidal Aragonés (i), en la sede de su partido (EFE/Toni Albir)
Los diputados de la CUP, Carles Riera (d) y Vidal Aragonés (i), en la sede de su partido (EFE/Toni Albir)

La guerra entre los independentistas ya es cruda y parece que sin cuartel. Desde el 21D la situación ha pasado por varias fases, desde la incredulidad de Junqueras a la sorpresa de Puigdemont. Desde la fuga de este a Bruselas todo ha derivado en esperpento. Y ahora en pelea por colocar los peones en el Govern. Eso mientras Tabarnia sale a la calle. Cuando la broma tiene más sentido común que la realidad empieza a ser un drama.

La negativa de la CUP a apoyar el 'plan Puigdemont' para colocar a Jordi Sánchez al frente de la Generalitat en otro pulso al Estado (está en prisión) ha desencadenado la airada reacción del PdCAT, que ha calificado de aburrida ya la obstrucción permanente de los antisistema. Pero estos dan sus razones:mejor elecciones que un Govern autonomista que no vaya a saltarse la ley.

El diputado de la CUP Vidal Aragonés, el mismo que anunció que su formación rechazaba el acuerdo de JxCat y ERC por ser "autonomista" y se abstendría en una investidura de Jordi Sànchez, ha afirmado hoy que la CUP no quiere nuevas elecciones, "pero si la alternativa debe ser que gestionemos una autonomía, quizá no es la peor de las alternativas".

En una entrevista en la emisora RAC1, Vidal Aragonés ha instado a JxCat y ERC a "defender el derecho de voto de Puigdemont y Comín" desobedeciendo a los tribunales y ha asegurado que el hecho de que haya unas nuevas elecciones "no depende de nosotros". Sobre su abstención a una hipotética investidura de Jordi Sànchez, el diputado de la CUP ha asegurado que "no es una venganza".

"La CUP no quiere elecciones. No pensamos que sea el mejor escenario. Pero si la alternativa debe ser que gestionamos una autonomía, quizá no es la peor de las alternativas", ha subrayado el diputado antisistema, que ha resaltado que "las elecciones situaron a Comín y Puigdemont como dos diputados con derecho de voto". "Únicamente con ellos habría posibilidad de elegir un presidente o una presidenta, y luego hacer un gobierno", ha precisado.

Vidal Aragonès ha insistido en que si JxCat y ERC "tienen la perspectiva de gestionar durante cuatro años una autonomía, quizás tendrán que ir a buscar a otra fuerza política que les pueda comprar este relato". 

PdCAT acusa a la CUP de bloqueo e irresponsabilidad

La coordinadora del PDeCAT, Marta Pascal, ha reprochado a la CUP su "irresponsabilidad" por el "bloqueo" a la investidura de Jordi Sànchez y ha llamado al soberanismo a "desbloquear" la situación y evitar elecciones, aunque con la condición de que el candidato a investir sea de JxCat.

La portavoz de la formación ha subrayado que ni siquiera "se ha puesto sobre la mesa" del consell nacional la posibilidad de que Carles Puigdemont (JxCat) y Antoni Comín (ERC) renuncien a sus actas de diputados, lo que sí permitiría elegir a Sànchez pese a la abstención de la CUP. "Basta de vetos y de enviar a personas a la papelera de la historia", ha añadido en alusión a la frase que dijo en su momento la CUP cuando se negó a investir a Artur Mas. En este contexto, ha hecho un llamamiento a la "responsabilidad, a ponerse de acuerdo y a cumplir los pactos", y ha remarcado que el candidato a la presidencia de la Generalitat tiene que ser de JxCat.

En medio del caos,  el presidente del Parlament, Roger Torrent, mantiene la ronda de contactos para principios de semana pese a que la abstención de la CUP a la investidura de Jordi Sànchez (JxCat) hace inviable su elección. Otra nueva patada hacia delante. Las posiciones están enfrentadas. 

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios