Sábado, 23.02.2019 - 04:52 h
Declarará de nuevo ante el juez

La decisión sobre la extradición de Puigdemont se retrasa al 4 de diciembre

La Fiscalía belga se ha mostrado este viernes de acuerdo con la entrega a España de expresidente de Cataluña y de los cuatro exconsejeros. 

Bélgica pide garantías de un juicio justo antes de entregar a Puigdemont
El juez belga retrasa la extradición de Puigdemont al 4 de diciembre. / EFE 

El juez belga de primera instancia que examina las euroórdenes de España contra Carles Puigdemont y sus exconsejeros, ha citado nuevamente a los acusados el 4 de diciembre, fecha en la que podría emitir un fallo o solicitar información adicional, según indicó a la prensa el letrado Christophe Marchand. 

La Fiscalía belga se ha mostrado este viernes de acuerdo con la entrega a España de expresidente de Cataluña y de los cuatro exconsejeros que le acompañan en la capital belga por todos los delitos que le imputa la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela -incluyendo los de rebelión y sedición- salvo el de prevaricación, según ha manifestado el mismo abogado.

Tras una audiencia que el letrado ha calificado de "serena", y en la que se han escuchado únicamente los argumentos del Ministerio Público belga, tanto Puigdemont como los cuatro exconsejeros tendrán que volver al tribunal de primera instancia de Bruselas el próximo 4 de diciembre, cuando será el turno de los alegatos de sus defensas.

Salvo para el caso de la prevaricación, delito por el que considera que Puigdemont y los exconsejeros no deben ser investigados por España, el fiscal ha señalado al juez que las conductas delictivas atribuidas a los exmandatarios españoles se enmarcan en dos delitos que existen en código penal belga, que son los de coalición de funcionarios y malversación.

Rajoy acatará la decisión de Bélgica

Al plantear a Mariano Rajoy tras la cumbre social europea que se ha celebrado en Gotemburgo (Suecia) si confía en que la Justicia belga permita finalmente la extradición de Puigdemont, el presidente del Gobierno se ha limitado a insistir en que confía en el poder judicial y, sobre todo, respeta y acata sus decisiones: "Como empecemos a poner eso en tela de juicio, me parece que no vamos por buen camino. Por tanto, a mí no me oirán más, sea lo que sea, que respeto y acatamiento a las resoluciones de los tribunales de Justicia".

Rajoy, que ha precisado que en su reunión de hoy en Gotemburgo con el primer ministro belga, Charles Michel, no ha hablado de la situación de Puigdemont, ha respondido con un "absolutamente" al ser preguntado si daba por superadas las diferencias que puede haber habido con su homólogo belga por este asunto. Y ha recalcado que no han hablado hoy de la crisis en Cataluña porque ya en su momento quedó muy claro que tanto la Justicia belga como la española son independientes y, por tanto, los gobiernos de ambos países no tienen nada que hacer: "Los jueces tienen que hacer su trabajo y los ejecutivos el suyo".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios