Jueves, 27.06.2019 - 07:12 h
Los alegatos finales en el juicio al procés 

La defensa de Bassa asegura que el procés fue un "pulso político", no un alzamiento

"Los hechos se han sobredimensionado, no se si por una cuestión de perspectiva, por una cuestión emotiva", ha afirmado Mariano Bergés. 

Procés: "Lo que ocurrió en Cataluña fue un golpe de Estado"
La defensa de Bassa asegura que el procés fue un "pulso político", no un alzamiento. / EFE

El abogado de la exconsellera Dolors Bassa ha afirmado que el procés fue un "pulso político", no un alzamiento violento, y ha acusado a la Fiscalía de haber hecho "interpretaciones forzadas y contrarreloj" para calificarlo de rebelión. Mariano Bergés ha defendido ante el Supremo la absolución de Bassa y ha argumentado, en contra de las tesis de la Fiscalía, que "no es alzamiento tener un comportamiento disidente", lo que a su juicio ocurrió en Cataluña en septiembre y octubre de 2018. 

"Los hechos se han sobredimensionado, no se si por una cuestión de perspectiva, por una cuestión emotiva o porque se ha pretendido forzar el encaje típico", ha opinado el letrado, para quien la Fiscalía empezó afirmando que se había atacado gravemente a la Constitución con violencia para luego bajar "el tono" hasta una "violencia 'soft'", una fuerza intimidatoria o una violencia normativa".

Un "lenguaje propio" del Ministerio Público para referirse a unos hechos que en su opinión no alcanzaron el nivel de rebelión, ya que no se tuvo que declarar el estado de sitio y se resolvió con la aplicación del 155. Ello demuestra, ha dicho Bergés, que los hechos no fueron "lo suficientemente graves".

Al Estado, ha incidido, no se le puso "en una situación límite". "No se aislaron comunicaciones, ocuparon puntos neurálgicos, no se detuvo a gente, los agentes de la autoridad no necesitaron armamento ni tanquetas", sino que "solo necesitaron apartar, agarrar y empujar a la gente" que votó el 1-O.

"Esto -ha añadido- son datos objetivos. Lo demás son interpretaciones forzadas y contrarreloj. No hubo rebelión porque no hubo violencia". Para el letrado, el 1-O lo que hubo fueron "incidentes puntuales" y el Govern catalán "no buscaba un alzamiento violento para conseguir la independencia, porque se pretendía llegar a ella a través de un proceso refrendario y ordenado".

"El sillazo no pone en jaque el estado constitucional" 

"Los escupitajos, los insultos, las caras de odio, la patada, el sillazo no ponen en jaque el estado constitucional", ha opinado sobre el relato de lo vivido por los policías y guardias civiles el día del referéndum ilegal.

En cuanto a Bassa, ha explicado que no hay ni un mensaje suyo incitando a la violencia, ni tampoco ordenó ningún pago de gastos relacionados con la consulta. "En cualquier caso, se mire como se mire, la conducta de los acusados no era capaz de doblegar la actuación del Estado". Respecto a la DUI, ha indicado que no fue un delito, sino "un acto político y pacífico" que "no formaba parte del plan inicial" del Govern catalán. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios