Lunes, 06.04.2020 - 01:40 h

La derecha chilena fuerza la unidad pero sus candidatos no generan consenso

Los dos partidos de la derecha chilena insistían hoy en la necesidad de buscar un candidato de unidad para las elecciones presidenciales del 17 de noviembre, pero hasta el momento los dos nombres que suenan con fuerza no generan consenso en la coalición oficialista.

Santiago de Chile, 21 jul.- Los dos partidos de la derecha chilena insistían hoy en la necesidad de buscar un candidato de unidad para las elecciones presidenciales del 17 de noviembre, pero hasta el momento los dos nombres que suenan con fuerza no generan consenso en la coalición oficialista.

Tras la renuncia de Pablo Longueira por una depresión, la Unión Demócrata Independiente (UDI) proclamó ayer como su candidata a la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, mientras en Renovación Nacional (RN) mantienen la opción del extitular de Defensa Andrés Allamand.

Ni uno ni otro generan simpatías en el partido contrario, aunque en ambos lados son conscientes de que llegar con dos candidatos a las presidenciales solo allanaría el camino a la socialista Michelle Bachelet, que encabeza de lejos las encuestas.

Según sostienen hoy varios medios, fue el respaldo de Renovación Nacional a Allamand lo que aceleró ayer la nominación de Matthei por parte de la UDI, tras la cual RN se dio un plazo de 48 horas, que vence el lunes por la tarde, para decidir qué pasos va a seguir.

"Así como ellos han decidido que el nombre de Andrés Allamand no tiene los consensos dentro de la UDI, nosotros debemos reconocer que Matthei no reúne el consenso necesario en RN", dijo su secretario general, Mario Desbordes, al diario El Mercurio.

Matthei, de 59 años, hija de un general que integró la Junta Militar durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y mujer de carácter fuerte y reacciones airadas, dejó RN en 1992 tras protagonizar un escándalo de espionaje y maniobras políticas que involucró a Sebastián Piñera, actual presidente.

En tanto, los últimos reparos de la UDI a Allamand se deben a sus críticas contra Laurence Golborne, primer precandidato que renunció por dos polémicas relacionadas con su labor como gerente empresarial, y a su comportamiento tras perder las primarias del 30 de junio ante el segundo precandidato de la UDI, Pablo Longueira.

"Con Golborne no estuvo a la altura de una competencia legítima y tuvo un momento muy especial al ser derrotado (en las primarias)", apuntó hoy en Televisión Nacional el senador de la UDI Juan Antonio Coloma.

Por su parte, en una rueda de prensa, el senador de RN Alberto Espina consideró este domingo "inaceptable que haya quienes pretendan vetar la candidatura de Andrés Allamand señalando que él no es un candidato de consenso".

Como mecanismo para lograr el consenso, que por el momento se antoja difícil, Espina propuso hoy celebrar una convención de concejales, alcaldes, consejeros regionales, parlamentarios y dirigentes de la Alianza para elegir a un candidato único.

El también exministro y exparlamentario Joaquín Lavín, que ha asumido la jefatura de la campaña de Matthei, adelantó que ella está dispuesta a someterse a esa convención, a unas primarias o a una encuesta para determinar qué candidato tiene más opciones de ganar.

Allamand, por su parte, ha asegurado que sólo será candidato si logra el respaldo de RN y de la UDI, aunque su credibilidad se puso en entredicho cuando, tras perder las primarias, dijo que no postularía al Senado y días después anunció lo contrario.

En medio de las negociaciones se han colocado otros nombres sobre el tablero, pero ninguno parece tener los requisitos y apoyos suficientes para el puesto, que debe estar decidido antes del 18 de agosto, fecha en que se cierran las inscripciones para los comicios.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING