Sábado, 18.08.2018 - 19:59 h
Las medidas económicas pendientes

La financiación divide a los barones del PP, que urgen a Montoro a reformarla

Murcia exige un cambio de modelo cuanto antes, mientras Extremadura apuesta por esperar a que haya gobierno en Cataluña

Imagen de Mariano Rajoy con los barones del PP
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con los barones del PP / EFE

La reforma de la financiación autonómica sigue generando controversia dentro, incluso, del partido en el Gobierno. Los barones del PP han vuelto a hacer evidente su enfrentamiento a cuenta del modelo de reparto. Así y mientras unos urgen de nuevo al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a que dé un paso al frente, otros entienden que hasta que no haya Gobierno en Cataluña, el Ejecutivo Central está atado de pies y manos.

Entre las autonomías populares más beligerantes a la hora de pedir que se apruebe un nuevo modelo están Madrid, Murcia o Castilla y León, que han llegado a alinearse con los territorios donde gobierna el PSOE (sobre todo Comunidad Valenciana y Baleares) a la hora de reclamar mayor celeridad en el proceso. 

El presidente murciano ha asegurado que no queda ya tiempo y que regiones como la suya no pueden esperar a que se resuelva el problema catalán. "Visto el ritmo al que va Cataluña, el conjunto de los españoles no pueden esperar", ha dicho Fernando López Miras. "Murcia es la comunidad uniprovincial peor financiada y la segunda de todas peor tratada, de manera desigual y eso hay que corregirlo. Impera que se reforme el sistema", ha añadido.

Una posición algo distinta es la que ha manifestado el extremeño José Antonio Monago, quien ha reconocido que tal y como sostiene el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, "sin presiente catalán es muy difícil, por el peso de Cataluña en la economía y por una cuestión de respeto". A su llegada a la comida que ha convocado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para abordar éste y otros asuntos.

Monago ha admitido que la cita puede servir para limar los intereses de las comunidades autónomas en este asunto, "pretensiones muy legítimas pero que en ocasiones chocan". En su opinión, sin embargo, hay que intentar completar este "puzle" cuando haya un consejero catalán con el que negociar.

el dato

Más de tres años sin una reforma urgente

El actual sistema está pendiente de reforma desde 2014. El ministerio de Hacienda se comprometió a aprobar el nuevo modelo antes de que concluyese el año pasado, para lo que encargó a una comisión de expertos que elaborasen un dictamen al respecto. Los expertos le remitieron su propuesta el pasado mes de julio, si bien, la falta de consenso a nivel autonómico, sumada a la soledad parlamentaria del Gobierno y a la crisis política catalana han impedido a Cristóbal Montoro mover ficha.

Por su parte, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha admitido que lo más urgente es aprobar los nuevos Presupuestos Generales del Estado para 2018, puesto que estos incorporan mayores entregas a cuenta para las autonomías del sistema de financiación.

"Le voy a decir a Montoro que estamos instalados en el déficit y si queremos anteponer a las personas, sus necesidades en sanidad, educación y servicios sociales, no podemos estar instalados en el déficit. Pero lo más urgente, es verdad, son los Presupuestos", ha explicado Herrera. Las Cuentas públicas también permitirán mejorar las condiciones de los funcionarios y poner en marcha distintas oposiciones.

El dirigente castellano ha explicado que el sistema de financiación fue uno de los acuerdos de la Conferencia de Presidentes de hace un año como otro que a su juicio requiere atención inmediata, la pérdida de población de algunos territorios.

La financiación divide a los barones del PP, que urgen a Montoro a reformarla

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios