Martes, 18.12.2018 - 18:53 h

La Fiscalía pide que Alía continúe en prisión por riesgo de fuga y de que interfiera en las investigaciones

Se le imputan los delitos de malversación, prevaricación, defraudación a la Administración, cohecho, falsedad documental y blanqueo de capitales

Se le imputan los delitos de malversación, prevaricación, defraudación a la Administración, cohecho, falsedad documental y blanqueo de capitales

PALMA DE MALLORCA, 30 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía ha defendido, durante una vista celebrada en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, que el ex gerente del Instituto Balear de Turismo (Ibatur), Juan Carlos Alía, imputado dentro del caso Ibatur, debe continuar ingresado en prisión sin fianza dado su elevado riesgo de fuga y de que interfiera en las investigaciones de este procedimiento, que indaga un presunto desvío de fondos públicos desde la empresa pública durante la pasada legislatura.

Durante la vista, llevada a cabo con motivo del recurso de apelación interpuesto por la defensa de Alía para pedir su excarcelación, el fiscal Adrián Salazar ha mantenido de este modo que el ex responsable del Ibatur podría alterar los distintos medios de prueba y sustraerse de la acción judicial a tenor de las penas que acarrean los numerosos delitos que se le imputan. Además, ha mantenido que cobró comisiones por la adjudicación de contratos desde la empresa y que participó en la incorrecta tramitación de numerosos expedientes.

En concreto, sobre Alía pesan un presunto delito continuado de malversación de caudales públicos, prevaricación, defraudación a la Administración, cohecho, falsedad documental y blanqueo de capitales, tal y como consta en el auto que dictó en primera instancia el titular del Juzgado de Instrucción número 2, Juan Ignacio Lope Sola, y al que tuvo acceso a Europa Press, para desestimar el recurso de reforma que ya interpuso el encausado.

Alía es el único imputado de la causa que ha ingresado en el centro penitenciario de Palma, después de que el publicista Bartolomé Morey, propietario de la empresa Comunicación Creativa, confesara ante el juez haber pagado comisiones al también ex gerente del Ibatur, R. A. y a Alía, su antecesor en el cargo. Según las investigaciones del caso, Alía habría exigido comisiones del 10 por ciento por los diversos contratos adjudicados desde su departamento.(HABRÁ AMPLIACIÓN)

Ahora en Portada 

Comentarios