Viernes, 17.01.2020 - 23:02 h

La justicia francesa embarga los bienes de Tapie por el arbitraje de Lagarde

La justicia francesa ha embargado los bienes del empresario Bernard Tapie por si tuviera que responder a una condena por el arbitraje de la venta de Adidas, que fue decidido por la exministra y actual directora del FMI, Christine Lagarde.

París, 10 jul.- La justicia francesa ha embargado los bienes del empresario Bernard Tapie por si tuviera que responder a una condena por el arbitraje de la venta de Adidas, que fue decidido por la exministra y actual directora del FMI, Christine Lagarde.

"Le Monde" en su página web reveló hoy que los jueces instructores Serge Tournaire y Guillaume Daïef ordenaron, el pasado 28 de junio, el embargo de residencias, cuentas bancarias e inversiones de Tapie, al que el Estado francés pagó 403 millones de euros en 2007 en compensación por la cesión de la marca deportiva.

Los magistrados ordenaron la incautación del palacete que el empresario y exministro de 70 años tiene en el centro de París, valorado en 69,3 millones de euros, y de una villa que se compró en Saint Tropez, en la Costa Azul, adquirida en 2011 por 48 millones, explicó el diario.

También requisaron seguros de vida de 45 millones de euros y pidieron a la Fiscalía que se pronuncie sobre otro contrato de seguro de vida de 180 millones de euros domiciliado en Bruselas y sobre una decena de cuentas bancarias.

Los agentes de la brigada financiera han elaborado un inventario de los bienes de la familia Tapie para los instructores que lo imputaron por estafa en banda organizada y que temen que organice su eventual insolvencia en caso de tener que devolver el dinero que recibió de la indemnización pública.

Ese arbitraje fue la opción escogida por Lagarde cuando era la titular de Finanzas en el Gobierno de Nicolas Sarkozy, según su versión para terminar con un contencioso que se había prolongado durante años ante los tribunales y que planteaba incertidumbre para los intereses del Estado.

El actual Gobierno socialista avanzó que el Estado se constituía en acusación particular para "proteger los intereses patrimoniales" de los contribuyentes, con cuyo dinero se abonó la indemnización a Tapie.

También ha insistido en que tras el procedimiento judicial no hay ningún complot contra Tapie, que fue ministro socialista en los años 1980 en uno de los gobiernos de François Mitterrand, ni contra el conservador Sarkozy, cuya amistad con el empresario es bien conocida.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING