La Justicia lusa rechaza la tercera petición para liberar a Sócrates

  • El Tribunal Supremo de Portugal rechazó hoy analizar en profundidad la tercera petición de "habeas corpus" presentada para conseguir la inmediata liberación del ex primer ministro socialista José Sócrates.

Lisboa, 16 dic.- El Tribunal Supremo de Portugal rechazó hoy analizar en profundidad la tercera petición de "habeas corpus" presentada para conseguir la inmediata liberación del ex primer ministro socialista José Sócrates.

El juez responsable de esta decisión justificó su negativa por considerar que el autor de la petición "no tenía un interés legítimo para actuar", sin precisar más detalles, por lo que suspendió la vista prevista para mañana, en la que se iba a dar voz al demandante.

De las tres solicitudes de "habeas corpus" recibidas desde que Sócrates entró en prisión el pasado 25 de noviembre, la Justicia lusa sólo aceptó evaluar la primera, aunque la desestimó igualmente por considerar que no había fundamento legal.

La segunda tampoco fue aceptada por no ajustarse al estándar establecido para este tipo de procesos judiciales -el documento presentado incluía recortes de prensa, entre otras deficiencias-.

Las peticiones de "habeas corpus" pueden ser elevadas por cualquier ciudadano con el propósito de obtener la liberación inmediata de alguien detenido o preso de forma ilegal y se caracterizan por su carácter urgente, ya que el Supremo tiene un plazo máximo de apenas ocho días para pronunciarse.

Este instrumento, creado para ser usado "contra el abuso de poder, en casos de prisión o detención ilegal" y que está consagrado en la Constitución portuguesa, suele ser rechazado.

Las tres peticiones registradas hasta el momento fueron iniciadas por ciudadanos particulares a los que a priori nada relaciona con el antiguo líder del Partido Socialista luso.

El abogado del político incluso vinculó las solicitudes al afán de protagonismo de sus impulsores y no a un intento real de conseguir la excarcelación de su cliente.

Sócrates, que fue jefe de Gobierno de Portugal entre 2005 y 2011, fue detenido el pasado 21 de noviembre y entró en prisión preventiva cuatro días más tarde tras ser imputado por los delitos de fraude fiscal, blanqueo de capitales y corrupción.

Oficialmente arrestado por verse envuelto en "operaciones bancarias, movimientos y transferencias de dinero sin justificación", informaciones filtradas a la prensa lusa hablan de una fortuna escondida a través de un testaferro por valor de más de veinte millones de euros.

Mostrar comentarios