La Justicia portuguesa absuelve a los acusados de la desaparición de Collarte

  • Ourense.- La Justicia portuguesa ha dictaminado esta tarde la absolución de los tres implicados en el secuestro del empresario orensano Guillermo Collarte, desaparecido en octubre de 1999 de su casa de Patos-Nigrán-Pontevedra, acusados de urdir un plan para secuestrar al constructor y pedir un rescate.

Ourense.- La Justicia portuguesa ha dictaminado esta tarde la absolución de los tres implicados en el secuestro del empresario orensano Guillermo Collarte, desaparecido en octubre de 1999 de su casa de Patos-Nigrán-Pontevedra, acusados de urdir un plan para secuestrar al constructor y pedir un rescate.

El Jurado de Valença do Minho, conformado por tres jueces y cuatro ciudadanos, no encontró indicios suficientes contra los tres acusados, dos socios de la víctima y un supuesto sicario portugués, para los que se pedían de dos a diez años de prisión, que se negaron a declarar ante el juez, según indicó a Efe, el abogado de la familia en España.

El letrado agregó que no descartan apelar ante el Tribunal portugués, por no estar de acuerdo con los argumentos esgrimidos por la defensa, al no haberse encontrado el cuerpo.

El abogado de la familia en España, en declaraciones a Efe lamentó la resolución dictaminada por la Justicia portuguesa, alegando que "lo que vale aquí no vale para el tribunal portugués".

A finales del año pasado, la Audiencia Provincial de Ourense condenó a los dos portugueses a, en una sentencia que según recordó el abogado, "dejaba claro que son los mismos autores" del secuestro.

Ahora el abogado analizará con el abogado portugués la posibilidad de apelar dicha sentencia ante el Tribunal portugués, al no estar de acuerdo con los argumentos esgrimidos por la defensa, para lo que tendrán treinta días de plazo.

"Vamos a valorar la sentencia porque ha habido muchas confusiones que serán objeto de recurso", indicó.

A la salida del juzgado en Portugal, uno de los imputados ha sido detenido para que cumpla la sentencia que tiene pendiente en Ourense por amenazas.

Tras el veredicto, el abogado afirmó que la familia se siente "decepcionada porque la verdad procesal no coincida".

Mostrar comentarios