Lunes, 17.06.2019 - 15:29 h

Isabel, madre de una de las fallecidas en el Madrid Arena:"El juicio es una pantomima"

  • Lainformación.com ha hablado con Isabel de la Fuente, madre de Cristina Arce, fallecida con 18 años la noche de la macrofiesta del Madrid Arena el 1 de noviembre de 2012.
  • "Quiero que se haga justicia con mi hija y las otras cuatro chicas fallecidas. El juicio está lleno de mentiras de los acusados y al final lo triste es que aunque entren en prisión, de la cárcel se sale pero del cementerio, no".
Cristina Arce fallecida en el Madrid Arena (Facebook)

Isabel de la Fuente no olvida y pide justicia. El pasado 1 de noviembre se cumplieron tres años de la celebración de la macrofiesta de Halloween en el Madrid Arena que acabó con la vida de su hija Cristina Arce, de 18 años, y de otras cuatro jóvenes más.

Una herida que no cicatriza y que ha vuelto a sangrar con el comienzo del juicio el 12 de enero por lo ocurrido aquella noche.

Cinco muertes que sacaron a la luz una fiesta repleta de fallos de previsión y coordinación que también dejóheridas a una treintena de personas por las avalanchas registradas en uno de los vomitorios.

Errores que hicieron que entraran al recinto más personas de lo normal vendiendo22.800 entradas (12.000 más del aforo permitido), que dejaran libre el acceso a menores de edad, que no se hicieran los registros oportunos, que las salidas de emergencia no estuvieran operativas o que los médicos allí presentes no supieron detectar las paradas cardiorespiratorias de las afectadas dándolas por fallecidas.

15 acusados sentados en el banquillo

El 12 de enero comenzó el juicio por el caso del Madrid Arena. Entre uno de los 15 acusados se encuentrael promotor de la fiesta, Miguel Ángel Flores.

En total, se enfrentan a cinco delitos de homicidio imprudente, para los que se les pide una condena máxima de cuatro años de prisión.

"El comienzo del juicio con los acusados ha sido una vergüenza. Como pueden mentir porque la ley se lo permite... Esto es una pantomima. Todo lo que dicen es mentira. Van a quitarse el marrón de encima, no asumen responsabilidades, se echan las culpas los unos a los otros. Yo todavía no le he escuchado a ninguno pedir perdón por la muerte de mi hija y las cuatro chicas"nos cuenta Isabel aLainformacion.com.

"Cero pesar, cero empatía y una mentira tras otra. Pero con las declaraciones de los testigos el pasado 9 de febrero se deja claro que no tiene nada que ver la realidad de lo que allí pasó aquella noche con lo que ellos declaran".

La instrucción del caso ha terminado con 43 tomos y 14.800 folios, como recoge el diario El País. Hay siete acusaciones particulares y dos populares (el grupo socialista en el Ayuntamiento y el sindicato Manos Limpias), además de cuatro responsables civiles directos y cinco subsidiarios.

La Fiscalía ha pedido una indemnización de 174.000 euros para los familiares de las víctimas, pero Isabel lo tiene claro: "Al final lo único que vamos a sacar de esto es dinero. Y además, aunque los condenaran a 20 años, que es lo que hemos pedido, de la cárcel se sale pero del cementerio, no. Cuando todo esto acabe yo me quedaré igual, como estoy ahora, sin mi hija, sin Cristina" continúa Isabel.Una noche marcada en el recuerdo de Isabel y su familia

Cristina Arce tenía 18 años cuando murió aplastada por la avalancha dentro del Madrid Arena. De ocho salidas de emergencia que hay en el recinto, Isabel cuenta que sólo dos estaban operativas cuando se produjo el suceso.

Su hija y un grupo de amigas, agobiadas por la cantidad de gente que había en la pista principal mientras actuaba el Dj Steve Aoki, quisieron salir de allí y se encontraron con casi todas las puertas cerradas y con una multitud de personas que, por un lado, querían acceder a la pista para no perderse el espectáculo y con las que, al igual que ellas, querían salir de ese infierno.

Según cuentan los testigos, Cristina tropezó y al caer al suelo, murió axfisiada.

Isabel recuerda cómo a la mañana siguiente de la trágica noche, Verónica, la hermana mayor de Cristina, recibió una llamada de las amigas de éstas contándole lo que había ocurrido y alarmándoles de que no encontraban a Cris por ningún lado.

"Recorrimos todos los hospitales de Madrid intentando localizar a Cristina. Al final, la Policía nos llamó por teléfono para que fuéramos a la Comisaría y nada más entrar nos dieron la noticia de que Cris había muerto".Empezar de nuevo

Cristina estudiaba segundo de Bachillerato en el Instituto Alameda de Osuna, en el distrito de Barajas. Sus amigos la recuerdan como una chica despierta, cariñosa, dispuesta siempre a ayudar y amiga de sus amigos.

Para Isabel y su familia, la vida sin Cristina estos tres años se ha tornado dura y difícil. "Desde que perdimos a Cristina he estado en tratamiento psicológico para ir haciendo frente al día a día. Pero no es fácil. Ahora mismo he dejado de ir al médico porque también me resulta muy cansado".

"Es muy complicado y más cuando ves que lo presuntos culpables, vamos a llamarlos así, están en la calle haciendo sus vidas como si no hubiera pasado nada. ¿Cómo es posible que la fiscal no haya metido aún a nadie en la cárcel? Todo se hace muy duro".

Verónica, que ahora tiene 26 años, sigue teniendo muy reciente el adiós de su hermana y lo que ocurrió aquella noche en el pabellón del Madrid Arena.

"Verónica lo ha llevado igual de mal que todo el mundo. Ella sí que sigue yendo al psicólogo una o dos veces al mes pero es joven, tiene a su novio, sus amigos y poco a poco se va una enfrentando a lo que nos ha tocado vivir".

Isabel quiere cambiar las cosas

El juicio está previsto que dure hasta el mes de junio yse celebra cada martes, miércoles y viernes en la sede de la Audiencia de la calle de Santiago de Compostela.

Estos últimos días han declarado los heridos en la avalancha pero como cuenta Isabel, aún queda por escuchar a la gente del SAMUR que estuvo aquella noche en la fiesta, médicos, peritos, policía municipal y nacional, etc.

"Tengo ganas de escuchar lo que tienen que decir en el juicio el doctorSimón Viñals Pérez de 68 años y su hijo,Carlos Viñals Larruga. Este último sólo había practicado la reanimación cardiopulmonar con maniquíes y viendo vídeos antes de encontrarse con lo que se encontró en el Madrid Arena... "

"Cristina, Katia y Rocío, las otras dos chicas fallecidas, fueron llevadas a la enfermería y no las hicieron absolutamente nada. ¡Nada! Ni las tocaron. ¿Cómo es posible? El doctor Viñals creyó que estaban ya muertas y ni las tocó. Podría haber intentado reanimarles. Este doctor y su hijo son lo más repugnante que te puedes echar a la cara."

Isabel cuenta a Lainformacion.com que sigue luchando para que se cierre el Madrid Arena hasta que no obtenga las licencias necesarias para que tenga sus medidas de seguridad en regla.

// Posted by Vero Arce onMiércoles, 25 de noviembre de 2015

"Cuando acabe todo el juicio me voy a proponer cambiar la ley de enjuiciamiento criminal porque no puede ser que los delicuentes tengan más derecho que las víctimas. Algo haremos, una campaña, una asociación o lo que sea, pero esto hay que cambiarlo. No puede ser que no nos dejen estar presente en la vista con los acusados, que no podamos preguntar a los asesinos de nuestras hijas qué paso, qué fallo. Esto necesita cambio".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios