Viernes, 22.06.2018 - 13:16 h
Pide que no se hable de ella

Patricia, la madre de Gabriel: "Tenía la esperanza de ablandar a Ana"

Patricia ha explicado que apelaban a su conciencia en las comparecencias porque ya sabían que tenía al pequeño. 

La madre de Gabriel pide mensajes de esperanza

"Que lo dejen en cualquier parque que no vamos a tomar represalias", decía ante los micrófonos la madre de Gabriel, el niño desaparecido el pasado 27 de febrero y cuyo cuerpo se encontró ayer en el maletero de la pareja del padre.  Cuando la familia, rota de dolor, hacía esas peticiones lo hacían de corazón.

Más de uno se llevaba las manos al corazón pensando que cada día que pasaba era más complicado que el pequeño volviera a aparecer, pero ese mensaje tenía una intención. Patricia, la madre del pequeño sabía que Ana lo tenía y "tenía la esperanza de ablandarla y de que se viniera abajo. De que en algún momento lo soltara. Por eso apelábamos a su conciencia en nuestras comparecencias".

[ Últimas noticias de la muerte de Gabriel ]

Así lo ha declarado Patricia Ramírez en una entrevista en la cadena Cope, donde ha asegurado que no puede contar nada más pero ya tenían puesto el foco en Ana Julia Quezada desde hacía días. Lo mismo le sucedía al padre, al que los agentes pidieron que no levantara sospechas y siguiera al lado de Ana.


Patricia ha querido dejar claro en otras entrevistas radiofónicas que "en memoria del Pescaíto",como llamaban en confianza al pequeño, "no se extienda la rabia. Ha pedido que se abandone la rabia en memoria de su hijo. "En honor al pescaíto (como denominan familiarmente a Gabriel), que nadie hable de esta mujer más, que no aparezca en ningún sitio y que nadie retuitee nada de rabia", en alusión a la detención de Ana Julia Quezada, pareja del padre de Gabriel y que fue detenida transportando el cadáver del menor.

"Quiero que esto termine con el corazón de la gente calentito y sin rabia", ha dicho Patricia Ramírez esta mañana en Onda Cero, a la vez que ha pedido que nadie envíe mensajes a las redes sociales haciéndose pasar por ella.

A las personas que envían estos mensajes les ha pedido que "reflexionen y que miren en su corazón, porque ni se lo merece mi hijo ni yo, ni su padre, que está destrozado".

Ramírez ha insistido en que ella no ha puesto ningún mensaje de ningún tipo, ni ninguna imagen, ni ningún vídeo en ninguna red social y que estos mensajes, ha dicho: "Me causan dolor".

De la detenida ha manifestado que "pague lo que tenga que pagar con la justicia", pero que dejen de reproducir también su rostro.

"Que todo el mundo mande un pescado con una palabra bonita donde quiera, pero que se olviden de esta mujer, que no se merece que ni siquiera hablemos de ella".

Ramírez, que ha empezado agradeciendo a todos los que han ayudado a buscar al niño, en la investigación o han mandado mensajes de aliento "aunque no haya tenido final feliz", ha insistido en que prefiere a las buenas personas a que se escuchen "frases de rabia sobre esta mujer".

"La fe y las buenas acciones han salido por todos lados y han sacado lo más bonito de la gente y esto no se puede quedar en la cara de esta mujer y en palabras de rabia; no tiene que terminar así", ha insistido al recordar el "mar de gente" que se ha interesado por Gabriel durante todos los días de su ausencia.

Ahora en portada

Comentarios