Domingo, 22.07.2018 - 12:37 h
El régimen carcelario tras la sentencia

Los miembros de 'La Manada' ya podrán pedir el tercer grado a finales de este año

La ley ampara que lo hagan con la cuarta parte de la condena cumplida cuando haya sentencia firme, pero la alarma social generada va en su contra.

La Manada
Los miembros de 'La manada' no podrán pedir el tercer grado hasta finales de año. / L.I. 

Ya se conoce la sentencia más esperada de los últimos meses. 'La Manada' ha sido condenada a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual continuado. Han quedado absueltos de la acusación de violación o agresión sexual, lo que ha agitado a la calle, donde muchas personas se han manifestado en contra de dicho fallo por considerarlo injusto y desproporcionado.

A pesar de que los abogados de los cinco condenados han anunciado ya que recurrirán ante el Tribunal Supremo dicha sentencia, hay otro paso que, según la legislación, también podrían dar. Y es solicitar el tercer grado penitenciario, el que permite un régimen abierto o de 'semilibertad' por el que los condenados tienen que pasar solo ocho horas de las 24 que tiene el día en el centro penitenciario. Durante las 16 horas restantes pueden abandonarlo para trabajar, estudiar, visitar a su familia o realizar actividades encaminadas a su reinserción social.

Para poder pedir de este régimen, el Reglamento Penitenciario contempla que es necesario que la sentencia sea firme, y que se haya cumplido al menos una cuarta parte de la condena (27 meses), cosa que puede ocurrir a finales de este año o primeros del que viene, si se resuelven todos los recursos que se han planteado y tenemos en cuenta que los cinco condenados entraron en prisión en el verano de 2016. Al día siguiente de ser denunciados, el 7 de julio, ya ingresaron en la cárcel, y las autoridades nunca les han concedido la libertad previo pago de fianza en este tiempo, lo que supone que hasta primeros de octubre de este año no se cumple la cuarta parte de la condena. 

Pero hay que tener en cuenta, además, que hasta que no haya sentencia firme, no se va a poder pedir ese régimen, y ya se ha anunciado que la sentencia va a ser recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, primero, y llegará hasta el Tribunal Supremo, después. Todo ese proceso puede retrasar mucho las opciones del tercer grado, hasta ocho meses desde que se presenten los recursos según las fuentes jurídicas consultadas. Previamente al tercer grado, los acusados podrían pedir permisos carcelarios para salir de prisión de forma puntual, también a finales de año, según el tiempo que tarden los trámites intermedios que hay que hacer para la calificación de la sentencia.

Según el Código Penal, solo hay tres excepciones generales a la concesión del tercer grado, casos en los que la ley prohíbe que se conceda, que es a los acusados de delitos referentes a organizaciones y grupos terroristas, delitos cometidos en el seno de una organización o grupo criminal y delitos de abuso sexual a menores de 16 años. Ninguno de ellos, por tanto, corresponde a 'La Manada', ya que la víctima tenía 18 años en el momento del abuso. Además, si el juez lo estima oportuno, en las condenas de más de cinco años en sentencia firme, puede establecer que para pedir el tercer grado sea necesario cumplir al menos la mitad de la pena, si bien este término todavía no se contempla en en la sentencia.

"Es improbable que se lo concedan" 

No obstante, a pesar de que la ley recoge esta posibilidad, los expertos en derecho penal consultados consideran que "es improbable que se lo concedan". Hay que tener en cuenta que, para ello, se hace una valoración subjetiva del condenado. La sentencia es general, pero el cumplimiento de la misma es particular, de modo que según la persona se concede o no.

¿Esto qué significa? Pues que se valorarán sus circunstancias personales -si tiene familia o hijos a cargo-, si ha tenido un buen comportamiento dentro de prisión, la gravedad del delito cometido, la situación en que ha quedado la víctima, su integración y arrepentimiento y, muy importante en este caso, su repercusión social. Y es aquí donde flaquearían los argumentos de 'La Manada' para salir en tercer grado, ya que la reacción de la sociedad a la sentencia ha levantado una tremenda situación de alarma social en la calle. "En estos casos de abusos y agresiones sexuales, lo normal es que para obtener algún tipo de beneficio penitenciario se espere al cumplimiento de la mitad de la pena, aunque todos los condenados lo puedan pedir mucho antes", asegura un experto en derecho penitenciario. 

Por el momento, este caso no está cerrado, pues no solo las defensas de 'La Manada' van a recurrir la sentencia, también el Gobierno Foral de Navarra, que acudía como acusación particular, ha anunciado que recurrirá la sentencia porque "no responde a la postura que los servicios jurídicos del Gobierno de Navarra han defendido en este proceso". El caso de 'La Manada', por tanto, no está ni mucho menos cerrado.

Los miembros de 'La Manada' ya podrán pedir el tercer grado a finales de este año

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios