Miércoles, 12.12.2018 - 18:34 h
Crecen un 5,6% en 2017

La moda de la comida rápida a domicilio dispara las ventas del 'fast food'

Plataformas como Just Eat o Deliveroo han hecho que pedir comida a domicilio sea cada vez más habitual, lo que ha beneficiado a la comida rápida.

Nueve de los diez menús de comida rápida tienen "deficiencias nutricionales"

En medio del 'boom' de la comida sana o 'healthy', la comida rápida sigue teniendo buen mercado en España. Ni los zumos o batidos detox, ni los aguacates o las semillas varias pueden con el reinado del 'fast food', que el pasado año vio como de nuevo crecían sus ventas en nuestro país gracias al tirón de la comida a domicilio.

Según los datos publicados por el Observatorio Sectorial de DBK Informa, los ingresos del sector crecieron un 5,6% el pasado, hasta los 3.320 millones de euros, impulsados por la mejora del consumo privado y la potencia del sector turístico. Y aunque el 86% de las ventas se hicieron en mostrador, el 'delivery', o entrega a domicilio, es el segmento que más crece.

El reparto a domicilio supone actualmente el 14% del negocio de la comida a domicilio. Un porcentaje todavía bajo pero que tiene todos los visos para crecer en el futuro próximo, pues en un solo año sus ingresos crecieron más de un 13%, hasta los 450 millones, mientras que las ventas en establecimientos solo aumentaron un 4,5%.

Es innegable que pedir comida en casa está de moda, y normalmente se elige 'fast food' en estas ocasiones. Una tendencia que operadores como Just Eat y Deliveroo están democratizando, lo que se ve fácilmente en su negocio, que no para de crecer. Aunque la española Just Eat todavía no es capaz de salir de las pérdidas ante la importante inversión realizada para impulsar la empresa, en 2016 -últimos datos disponibles- sus ingresos se dispararon hasta los 18,3 millones de euros desde los 7,5 millones de 2015, duplicando así sus ventas. 

Por su parte, la británica Deliveroo, que opera en España en 2015, tuvo en 2016 unos ingresos de 3,8 millones de euros, aunque sus pérdidas en nuestro país fueron de 5,6 millones, igualmente lastradas por la expansión realizada. Pero la pujanza de su negocio es imparable, lo que ha permitido aupar al 'fast food' a pesar de que de puertas para afuera es un tipo de comida denostada.

¿Comemos más hamburguesas o pizzas?

Por tipo de establecimiento, las pizzerías registraron el mayor crecimiento, con una facturación de 620 millones de euros, lo que supone un aumento del 8,4% el pasado año. Pero las hamburguesas siguen reinando con unas ventas de 1.765 millones de euros sobre el total, más del 50% del mercado. Además, los establecimientos dedicados a este tipo de 'fast food' cerraron en 1.450 locales en 2017, liderando el número de aperturas.

Los valencianos son de los que menos gastan en comida rápida, con una media de 12,46 euros al año

Y para los próximos años, más de lo mismo. Las previsiones apuntan a que en 2018 y 2019 el crecimiento de este mercado se mantendrá estable en torno al 4% y 5%, gracias a la pujanza de la entrega a domicilio. Y muy a pesar de la comida sana.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios