Viernes, 22.03.2019 - 22:29 h
La inestabilidad va a continuar

La nieve deja sin luz a miles de asturianos y provoca cortes en carreteras del norte

Son las primeras consecuencias de un frente frío que desde últimas horas del pasado viernes recorre la Península de norte a sur

Dos personas se hacen fotografias en la carretera de acceso a la localidad cántabra de Brañavieja. EFE/Pedro Puente Hoyos
Dos personas se hacen fotografias en la carretera de acceso a la localidad cántabra de Brañavieja. EFE/Pedro Puente Hoyos

Aunque oficialmente el invierno no empieza hasta el 21 de diciembre, la masa de aire ártico que entró el pasado viernes en la Península ya ha dejado sus primeras secuelas, sobre todo en el norte: carreteras cortadas, retrasos o cancelaciones de algunos trenes y cortes de luz en hasta 15.000 hogares en Asturias.

La nieve y la caída de árboles han sido los culpables de muchas de estas complicaciones. Así, en el Principado de Asturias una veintena de carreteras han sufrido cortes, y en Cantabria una nevada ha dejado intransitable un tramo de la CA-643 a la altura de Merilla.

Además de cortes en las vías, el mal tiempo ha obligado a usar neumáticos de invierno o cadenas y ha limitado el tránsito de vehículos pesados: el tráfico de camiones se mantiene interrumpido entre Asturias y León desde ayer, tanto a través del puerto de Pajares, en la N-630, como de la autopista del Huerna (AP-66).

Afectada la red ferroviaria

En Asturias también se ha visto afectada la red ferroviaria con retrasos y cancelaciones en los trenes de larga distancia con salida o llegada hasta Gijón, entre otros problemas, así como la telefonía y la red eléctrica, que han sufrido cortes en algunas localidades.

En concreto, según datos del Servicio de Emergencias del Principado, el temporal ha provocado cortes de electricidad en unos 15.000 hogares, especialmente en concejos del suroeste. Los problemas de suministro han afectado a unos 10.000 clientes de la compañía EDP de los concejos de Quirós, Belmonte de Miranda, Degaña, Ibias, Somiedo y Cangas del Narcea, principalmente. También otros 5.000 abonados de la empresa Viesgo se han visto afectados en la zona de Vegadeo, Grandas de Salime y sur de la provincia.

Ambas compañías han señalado que el principal problema con el que se encuentran a la hora de restablecer el suministro es el acceso al lugar donde se localizan las averías por la nieve; para organizar y priorizar las zonas de trabajo y facilitar el acceso de las compañías eléctricas, todas las actuaciones se coordinarán a través del 112.

En Galicia, este servicio registró medio centenar de incidentes provocados por la acumulación de nieve, caída de árboles y en menor medida hielo en varios puntos de la red viaria principal y secundaria, siendo Lugo, con diferencia, la provincia más afectada.

En esta, muchos conductores encontraron dificultades para continuar ruta en diversos puntos de la A-6, al paso por O Corgo, donde quedaron parados varios camiones; y en Pedrafita do Cebreiro, en ambos sentidos de la circulación.

Aislados de la meseta

En Cantabria también se han registrado problemas: la nieve está dificultando las comunicaciones con la meseta a través de la autovía A-67 y de la carretera nacional N-623, que unen a la región con Burgos y Palencia; en cuanto a la red autonómica está cerrado al tráfico el puerto de Lunada (CA-643).

Estas han sido las primeras consecuencias de un frente frío que desde últimas horas del pasado viernes recorre la península de norte a sur, dejando temperaturas muy claramente por debajo de sus valores habituales para estas fechas.

Hoy domingo, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), ha sido la jornada más fría del otoño, con unas temperaturas mínimas muy bajas en el interior y norte del país: en áreas de al menos nueve provincias los termómetros han amanecido en valores negativos.

La temperatura más baja se ha registrado Madrid, en concreto en el Puerto de Navacerrada (-5.6 grados), seguida de la de Medina de Rioseco, Valladolid (-5.3 grados), la estación de esquí de La Pinilla, en Segovia (-5.2) y Fresno de Sayago, en Zamora (-5.1).

Estas bajas temperaturas, además de la nubosidad, han estado detrás de las primeras nevadas en cotas bajas: aunque la cota de nieve ha estado por lo general entre los 600/900 metros, se han podido ver copos a 300 metros en zonas del Cantábrico, según la Aemet.

Mañana la inestabilidad va a continuar: al igual que hoy, amanecerán varias provincias en alerta por nieve, entre ellas Cantabria, Burgos, Asturias, León, Palencia, Soria o Navarra.

Además, hay posibilidad de precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el Cantábrico y Baleares y, a última hora, en las Rías Bajas. A última hora del lunes se acerca una perturbación atlántica que dejará más nevadas, aunque en cotas más altas que ahora, y precipitaciones en muchos puntos del país.

Despliegue de Fomento

El Ministerio de Fomento ha dispuesto 488 máquinas quitanieves y 104.315 toneladas de fundentes para hacer frente a las nevadas que puedan tener lugar este domingo y mañana lunes en las Comunidades de Asturias, Cantabria y Castilla y León. Fomento asegura así haber activo "los medios necesarios" para hacer frente al temporal de nieve que prevé la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

AEMET ha emitido para el domingo 28 de octubre de 2018 un boletín de aviso por nevadas de nivel naranja (riesgo importante) en las comunidades de Asturias, Cantabria y Castilla y León y para el lunes 29 de octubre de 2018 un boletín de aviso por nevadas de nivel naranja en las Comunidades de Cantabria y Castilla y León.

Ahora en Portada 

Comentarios