La oposición recurre la prisión permanente revisable y dice que será suprimida “cuando rajoy salga del gobierno”


La mayoría de los partidos de la oposición en el Congreso anunció hoy un recurso de inconstitucionalidad contra la prisión permanente revisable, al tiempo que aseguró que esta pena será suprimida “cuando Rajoy salga del Gobierno”.
Representantes de PSOE, PNV, UPyD, CDC, UDC, La Izquierda Plural y Grupo Mixto presentaron este mediodía en la Cámara Baja el recurso que presentarán este mismo martes ante el Tribunal Constitucional.
La iniciativa de la oposición coincide con la entrada en vigor, este miércoles, del nuevo Código Penal, que es donde se incluye la nueva pena. El sistema introducido a iniciativa del PP contempla que este tipo de condena pueda ser aplicada a terroristas o autores de delitos especialmente graves, como el asesinato de menores.
En este sentido, el diputado del PSOE Miguel Ángel Heredia, que explicó el contenido del recurso en nombre de todos los firmantes, sostuvo que los partidos que lo promueven consideran que la prisión permanente revisable vulnera cuatro artículos de la Constitución.
Sostuvo que, con esta reforma, los populares “imponen la cadena perpetua” y “vulneran el principio de proporcionalidad de la pena”. Además, dijo que se “desoye el principio de legalidad penal” y "se destroza la reinserción y la resocialización a la que tiene derecho todo ser humano”.
“POPULISMO PENAL”
Por este motivo, Heredia afirmó que “la cadena perpetua que quiere el PP no se va a aplicar nunca en nuestro país”. “El PP se cree perpetuo, pero no lo es”, afirmó este diputado, quien añadió que “en cuanto que Rajoy salga del Gobierno, habrá una nueva mayoría que derogará” este cambio legal promovido por la formación popular.
La idea de que la prisión permanente revisable será derogada la próxima legislatura fue compartida por la mayoría de los grupos de la oposición. Así, Carles Campuzano, de CDC, dijo que su partido abogará por la supresión de esa reforma, porque se trata de “populismo penal” que introduce “en la práctica la cadena perpetua” y que “choca frontalmente con los principios de la Constitución”·.
A su vez, Antoni Picó, de UDC, reprochó los “matices ideológicos” que el PP ha introducido en el nuevo catálogo de penas del Código Penal. Añadió que la pena que la oposición recurre al constitucional es “de facto una forma de privación de libertad indefinida” y será anulada por obstaculizar la reinserción y puede ser catalogada dentro del grupo de “penas crueles e inhumanas”.
“ESTADO REPRESOR”
Por su parte, José Luis Centella, de La Izquierda Plural, sostuvo que la formación de Mariano Rajoy, “en la mejor tradición de la derecha española”, intenta dejar “atado” un nuevo sistema penal en España ante la posibilidad de que pierda las próximas elecciones generales. Además, mostró su oposición a que España tenga un “Estado represor y autoritario” y dijo que fenómenos criminales como el terrorismo pueden combatirse “con otros métodos”.
Asimismo, Aitor Esteban, del PNV, además de compartir que la prisión permanente revisable viene a imponer una cadena perpetua, dijo que es “una medida sin sentido en el plano humano” y abre un debate sobre “qué tipo de sociedad y de Estado queremos”. En este sentido, sostuvo que los peneuvistas no quieren implantar un “modelo penal tipo EEUU”.
Por último, Rafael Calduch, de UPyD, dijo que es una “insensatez” aprobar una pena como ésta al final de la legislatura y con la posibilidad de que sea anulada por el Constitucional, lo que podría suponer la excarcelación de condenados, como dijo ha sucedido con el fin de la ‘doctrina Parot”. A su vez, Joan Baldoví, de Compromís, destacó el “espíritu de consenso” que ha llevado a la mayoría de los partidos de la oposición a suscribir este recurso.

Mostrar comentarios