La participación de una israelí en torneo de tenis incomoda a Marruecos

  • La participación de la tenista israelí Shahar Peer (número 1 en su país y 8 en esta edición) en el torneo de tenis Lala Mariam de la ciudad marroquí de Fez ha puesto en aprietos a las autoridades marroquíes, tanto deportivas, como policiales y hasta mediáticas.

Rabat, 26 abr.- La participación de la tenista israelí Shahar Peer (número 1 en su país y 8 en esta edición) en el torneo de tenis Lala Mariam de la ciudad marroquí de Fez ha puesto en aprietos a las autoridades marroquíes, tanto deportivas, como policiales y hasta mediáticas.

Peer fue ayer eliminada, en la segunda ronda del torneo en individuales, y ya ha salido de Marruecos.

Un miembro de la organización local, que declinó dar su identidad, señaló a Efe que "para respetar la sensibilidad de la opinión pública" se han programado los partidos de Peer en una cancha secundaria donde no hay, por ejemplo, retransmisión televisiva de los partidos.

La fuente justificó la presencia de Peer por ser un torneo organizado por una institución internacional como es la WTA, que decide la lista de jugadores, "y Marruecos solamente se limita a acoger el torneo".

La jugadora ya fue objeto de polémica al ser rechazada su participación en un torneo en Dubai en 2009 "por razones de seguridad", y fue entonces indemnizada con 300.000 dólares. Sin embargo, sí ha tomado parte al menos en otro torneo árabe, como el de Qatar.

El diario L'Opinion asegura hoy que los dos partidos de Peer (a la que califica como "la mal querida de esta edición") han necesitado una alta vigilancia policial.

El diario Al Masae subraya por su parte que los medios oficiales marroquíes (televisión y agencia MAP) han hecho todo lo posible por silenciar el nombre y la nacionalidad de la jugadora israelí en sus informaciones sobre el torneo.

Las relaciones con Israel en cualquier ámbito son extremadamente complicadas en Marruecos, y recientemente las autoridades anularon un festival de danza del vientre en la ciudad de Marrakech ante las protestas que suscitó la presencia de varias bailarinas israelíes.

Mostrar comentarios