Martes, 17.09.2019 - 09:30 h
Dice que es un asesinato

"Es asesinato, no violencia machista": así lo ve la hija de los fallecidos en Burgos

Mantiene que es un asesinato y que su padre tuvo que tener un momento de locura porque en ningún momento ha sido testigo de ningún maltrato. 

Asesinato en Burgos
Los agentes entran en el domicilio de Villagonzalo Pedernales. / EFE

La Pepi, como conocían a R.S.M, de 55 años en la localidad burgalesa de Villagonzalo Pedernales a la que llegó hace veinte años porque el marido fue destinado a una nueva sucursal bancaria, puede ser la última víctima de violencia machista que contabiliza en julio, el peor mes con hasta 104 asesinatos desde 2003. Muy querida en el pueblo, era conocida tanto por los padres como los niños que acudían al colegio municipal donde sirvió en el comedor desde casi que llegaron. Poco a poco se fue ganando el cariño de todo un pueblo que ahora llora su muerte.

Todo indica que habría sido tiroteada por su marido Rafael, de 56 años, y que después de disparar también a su hijo de 26 años y dejarlo malherido se habría suicidado. La víctima y el presunto asesino tendrán un funeral conjunto. La hija, de 34 años, fue la que se encontró la escena y la que ha querido dejar claro que no se trataría de ningún caso de violencia de género sino de un asesinato. Cree que su padre habría pasado un episodio de enajenación temporal, "un momento de locura", que le llevó a acabar con la vida de un matrimonio para el que todo el mundo tiene buenas palabras.

Así lo ha asegurado la alcaldesa de la localidad de casi 2.000 habitantes, Purificación Ortega, en Espejo Público. El presunto agresor se prejubilaba el mismo día de los hechos y en el seno familiar no había ningún antecedente por maltrato. Lo que sí mantiene la hija es que su padre estaría pasando por una fuerte depresión. Pero desde la subdelegación de Gobierno sí creen que estamos ante un caso de violencia machista "sin paliativos ni atenuantes".

El hijo podrá dar más claves sobre el crimen una vez declare. Cuando fue encontrado fue rápidamente trasladado al hospital de Burgos donde fue operado ayer por la tarde y esta misma noche. Aunque no corre peligro sí se teme por las posibles secuelas ya que estaría afectada la médula y su recuperación es lenta. Habría recibido un disparo en el cuello. Todo ocurrió sobre las ocho de la mañana cuando una vecina sí escuchó tres  ruidos muy fuertes pero no se pudo llegar a imaginar  lo que había detrás. "No escuchó ninguna discusión previa ni ningún grito", relata la alcaldesa. 

Los amigos y conocidos continúan sobrecogidos. Se la veía feliz y contenta. Su marido y presunto autor del crimen era cazador y por eso tenía la escopeta que seguía teniendo en sus brazos una vez fue descubierto su cuerpo. "Nadie tiene nada que decir en su contra tampoco", asegura la alcaldesa. De ambos hablan como una pareja con una relación muy "cordial, es gente ejemplar y muy querida y que jamás hubiéramos supuesto algo así". De la Pepi son muchos los que destacan su "amable sonrisa". De él alguien del que "nunca he oído nunca una mala palabra ni levantar la voz". 

Julio se despide como el mes más cruento de la violencia machista: desde que empezaron a registrarse los crímenes de violencia de género en 2003, 104 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en este mes estival, el 10,2 % del total. En julio de 2019 han sido 9 las mujeres víctimas mortales de la violencia de género, una cifra a la que hay que sumar el asesinato del menor de 10 años a manos de su padre en Beniel (Murcia).

En lo que va de año, 37 mujeres y dos menores han sido asesinados y otros 26 menores han quedado huérfanos. Desde 2003, 1.012 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. Y son 29 los menores asesinados por sus padres o por las parejas de sus madres y 257 los menores huérfanos desde 2013. Tan sólo en 7 de los 37 asesinatos cometidos este año constaban denuncias previas, el 18,9 %. Doce de los 37 agresores se suicidaron (el 32,4 %) y otros tres lo intentaron (el 8,1 %).

Este julio han sido 9 los asesinatos machistas, una lamentable cifra que también se dio en 2015, mientras que en julio de 2011 fueron 10 las mujeres asesinadas. El peor mes desde 2003 fue diciembre de 2008, cuando hubo 11 crímenes. Tras julio, enero es el segundo peor mes, con 94 asesinatos desde 2003.

Ahora en Portada 

Comentarios