Domingo, 16.12.2018 - 23:47 h
Sucesos

La Policía foral blinda Cáseda tras la muerte de tres hombres en una reyerta

Los fallecidos son un hombre de 50 años y sus dos hijos de 29 y 17 años. Los detenidos también son un padre y dos hijos. 

Un padre y dos hijos muertos por disparos en Cáseda
Tres personas muertas por disparos en Cáseda. / EP

La Policía foral ha blindado Cáseda tras la muerte ayer de tres personas por disparos de escopeta en una reyerta entre dos familias, por la que han sido detenidos los tres presuntos autores después de que se dieran a la fuga tras un tiroteo. Vecinos de Cáseda llamaron a las 18.53 horas al teléfono 112 de SOS Navarra para indicar que habían oído disparos, y poco después otra llamada informaba de que había tres cuerpos tendidos en la vía pública aparentemente sin vida.

Los dos equipos médicos de Sangüesa enviados al lugar confirmaron la muerte de un vecino de Cáseda, identificado con las iniciales F. J. E., de 50 años y de sus hijos, J.A.J.E, de 29 años y un menor de 17 años, según la Policía Foral. Los presuntos autores de los disparos de escopeta que han causado la muerte de las víctimas han huido del lugar en un coche que se ha cruzado con un vehículo de la Policía Foral de la Comisaría de Tafalla a la altura de San Martín de Unx. Los agentes, que disponían de información de las características del turismo, han dado la vuelta y tras una breve persecución han detenido el automóvil de los fugitivos.

Los policías forales han controlado a los ocupantes, un varón de 53 años y dos hijos, vecinos de una pequeña localidad de Tierra Estella, a los que han colocado grilletes, según la citada fuente, que precisa que el par de esposas con el que se ha inmovilizado a uno de ellos ha sido proporcionado por una patrulla de la Guardia Civil que acudía a Cáseda.

Una ruptura matrimonial ha sido el origen de la reyerta, un suceso que ha causado una gran conmoción en el pueblo, que ha decretado tres días de luto oficial. Los fallecidos son un hombre y dos de sus hijos, uno de ellos menor de edad, y los detenidos, igualmente son padre y dos hijos. "Los motivos que llevaron a esta discusión parece que fueron peleas entre las familias por la ruptura del matrimonio, entre miembros de ambas", ha afirmado la portavoz de la Policía Foral en la comisaria central del cuerpo policial autonómico, donde permanecen detenidos los presuntos autores de los disparos con una escopeta.

La Policía Foral, que lleva la instrucción del atestado junto con la Guardia Civil, ha indicado que la investigación se "está haciendo poco a poco, con todas las garantías legales", como la inspección este miércoles del vehículo en el que huyeron los presuntos autores y ha apuntado que se espera que sean puestos a disposición policial lo antes posible. 

Ahora en Portada 

Comentarios