Sábado, 24.08.2019 - 20:52 h
Consultará a la Junta de Portavoces

La primera preocupación de Colau: poner un gran lazo amarillo en el ayuntamiento

La iniciativa, que pretende mostrar la solidaridad con los políticos presos, tiene el visto bueno de BComú, ERC y JxCat y sumarían mayoría

AV.- Colau defiende el acuerdo con el PSC con los votos "regalados" de Valls aunque no le gusten
La primera preocupación de Colau: poner un gran lazo amarillo en el ayuntamiento. / EP

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tras una convulsa toma de posesión, con tres manifestaciones a la puerta del ayuntamiento que reunieron a miles de personas, se plantea volver a poner un lazo amarillo en la fachada del ayuntamiento. Para ello, en lo que será una de sus primeras iniciativas, lo someterá la decisión de la Junta de Portavoces del Consistorio. La decisión supone un guiño a los independentistas y tiene como principal objetivo mostrar la solidaridad con los presos soberanistas. "Si la Junta de Portavoces está de acuerdo, volveremos a poner el lazo amarillo en la fachada del Ayuntamiento", explicó el concejal de BComú Joan Subirats, en una entrevista de Catalunya Ràdio recogida por Europa Press.

El lazo amarillo será uno de los primeros temas de debate entre los dos nuevos socios de gobierno municipal, BComú y el PSC, ya que la fuerza de Colau fue partidaria de colocarlo en el anterior mandato, mientras que los socialistas catalanes no son favorables. El lazo amarillo podría volver a la fachada ya que, aparte de BComú, ERC y JxCat también son favorables y los tres sumarían la mayoría en este asunto.

Subirats ha insistido, como hizo Colau este sábado, que no son ni independentistas ni antiindependentistas, y ha precisado que "lo más importante no son los gestos simbólicos sino transformar la realidad". El concejal de BComú, que ha explicado que será teniente de alcalde, también ha asegurado que el "Ayuntamiento mantendrá la acusaciones contra la cargas policiales del 1 de octubre", las que se produjeron durante la votación de octubre de 2017.

Acuerdos de izquierdas

Ha confiado en que Colau no solo podrá llegar a acuerdos con el PSC, partido con el que gobernará, sino también con ERC, y ha apelado a su condición de fuerza de izquierdas: "Hay muchos puntos de coincidencia con las otras dos fuerzas de izquierdas, el PSC y ERC". Subirats ha defendido la colaboración con el PSC y también con ERC, pese a las discrepancias con los republicanos de las últimas semanas: "La realidad es diversa y plural. No es el momento de gobierno monolíticos".

Además, el concejal de BComú ha expresado su pesar por la situación del concejal de JxCat Quim Forn, en prisión preventiva desde el 2 de noviembre de 2017: "Mantenemos una buena relación con Quim Forn. Me sabe muy mal la situación en la que se encuentra". 

Collboni, teniente de alcalde

Subirats ha explicado que Colau ya firmó este sábado varios decretos provisionales para que el Ayuntamiento empiece a funcionar, y ha expuesto que se da 15 días para acabar de cerrar el acuerdo con el PSC por el que los socialistas entrarán a formar parte del Govern. 

Ha relatado que es "de suponer" que Collboni, el líder de los socialistas en el Ayuntamiento, será teniente de alcalde, y ha añadido que es previsible que haya cuatro o cinco personas con este mismo rango de teniente, como en el anterior mandato.

Ahora en Portada 

Comentarios