La UE debate la utilidad de los escáneres corporales

  • Un grupo de expertos sobre seguridad aérea de la Unión Europea analiza hoy en Bruselas la utilidad de los escáneres corporales en la seguridad del transporte aéreo. Las polémicas se centran desde los efectos en la salud de la radiación hasta el temor a la pornografía infantil, pasando por el elevado coste de estos dispositivos en comparación con los tradicionales.
Efe

El grupo, formado por expertos de los países comunitarios, debatirá durante todo el día, en una reunión especial, el empleo de estos aparatos y su impacto en el derecho a la privacidad y la salud, según anunció la Comisión Europea (CE).

Existen dos tipos de máquinas: una de imágenes de longitud de ondamilimétrica y escáneres de Rayos X de retrodispersión. Ambos permitenver debajo de la ropa y detectar objetos inusuales. Pero sólo las deRayos X de retrodispersión exponen a las personas a radiación ionizada,como la de los Rayos X médicos.

Los niveles de radiación son, sin embargo, muy inferiores al umbral delo que puede ser considerado de riesgo para la salud del individuo,dijo James Thrall, del Colegio Estadounidense de Radiología y jefe deradiología del Massachusetts General Hospital en Boston.

De la reunión no saldrán decisiones, ya que los grupos de trabajo únicamente pueden formular recomendaciones.Bruselas ha retomado el debate sobre los escáneres corporales, después de que Holanda anunciara su uso en el aeropuerto de Schiphol tras el atentado frustrado durante un vuelo entre Ámsterdam y Detroit (EE UU), el pasado día 25, cuando un pasajero intentó destruir el avión encendiendo un polvo explosivo escondido en su ropa interior.

La CE considera los escáneres corporales "una herramienta adicional útil" de seguridad, siempre que cumplan las leyes nacionales y europeas, según dijo el pasado lunes Barbara Helfferich, una portavoz del Ejecutivo comunitario.

Este tipo de escáner proporciona una silueta muy detallada del cuerpo del pasajero, como si estuviera desnudo. Éste es el punto por el que se ha levantado la polémica tanto por temas de privacidad como por el temor a su uso en la pornografía infantil, ya que en algunos estados podría incumplir las leyes de protección a los menores

Por otra parte, otro de los puntos que más preocupa son los posibles efectos en la salud por la radiación. Sin embargo, James Thrall, del Colegio Estadounidense de Radiología y jefe de radiología del Massachusetts General Hospital en Boston, el peligro de la radiación de estos escáneres es bajo y parece poco probable que aumenten el riesgo de cáncer.

Estados Unidos comenzó a probar 40 escáneres de cuerpo entero dentro de un programa piloto iniciado tras los atentados del 11 de septiembre y ordenó otros 150 en octubre.

Thrall afirma que la exposición es "extremadamente baja y la energía de los Rayos X es también muy, muy baja". Cuando los Rayos X se usan para tomar imágenes de interés médico, deben tener suficiente energía para atravesar el cuerpo humano, explica el experto, pero en el caso de los escáneres, la energía es tan reducida que rebotan en la piel.

Por su parte, David Brenner, director del Centro de Investigación Radiológica en la Universidad de Columbia, dijo que los escáneres de cuerpo entero podrían ser preocupantes si se usaran como método primario para revisar a los pasajeros. "Desde el punto de vista del individuo, los riesgos van a ser pequeños", afirma Brenner, al tiempo que señala que "si cantidades muy grandes de personas fueran expuestas a pequeños riesgos, entonces tendríamos un problema para la población".

Además, a estas pegas, hay que añadir los costes de estas máquinas también son elevados, ya que mientras un detector de metales tradicional cuesta unos 15.000 dólares, los escáneres de cuerpo entero, más exhaustivos, cuestan cerca de 10 veces esa suma.

Actualmente no hay normas a nivel europeo que impidan a un país introducir escáneres corporales.En noviembre de 2008, la Comisión retiró una propuesta para la introducción de esta tecnología en los controles de los aeropuertos de la UE después de que el Parlamento Europeo aprobara una resolución en la que manifestaba su preocupación por el uso de este sistema y pedía a la CE que analizase más detenidamente su impacto.

Mostrar comentarios