La UE y EEUU firman la transferencia de los datos bancarios justo antes de la campaña estival

  • Bruselas.- La Unión Europea y Estados Unidos han firmado hoy el acuerdo para compartir datos de transferencias bancarias internacionales y seguir la pista a presuntos terroristas justo antes de la campaña estival y tras más de cuatro meses de vacío legal.

La UE y EEUU firman la transferencia de los datos bancarios justo antes de la campaña estival
La UE y EEUU firman la transferencia de los datos bancarios justo antes de la campaña estival

Bruselas.- La Unión Europea y Estados Unidos han firmado hoy el acuerdo para compartir datos de transferencias bancarias internacionales y seguir la pista a presuntos terroristas justo antes de la campaña estival y tras más de cuatro meses de vacío legal.

El ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha sido el encargado de firmar de parte de los Veintisiete este pacto de seguridad transatlántica junto al encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos ante la UE, Michael Dodman.

Rubalcaba resaltó en la ceremonia de firma su "satisfacción" por haber cerrado con Washington "un buen acuerdo" que es "importante" para "prevenir y luchar contra el terrorismo".

Este acuerdo entre Bruselas y Washington, inexistente desde el pasado mes de febrero por el veto de la Eurocámara al texto anterior, era una de las prioridades que la presidencia española se había marcado conseguir durante su semestre.

Tras meses de negociaciones con Washington, lideradas por el propio ministro del Interior (en calidad de la presidencia de turno de la UE) y de la comisaria europea del ramo, Cecilia Malmstrom, los Veintisiete han llegado a un pacto con Washington que consiguió además el visto bueno el pasado jueves del Parlamento Europeo.

El acuerdo ha sido posible después de que los países comunitarios aceptaran incluir algunas de las demandas parlamentarias, como la selección de los datos de los ciudadanos europeos antes de que sean transferidos a EEUU, algo que no ocurría hasta ahora, cuando la información se trasladaba sin filtrar.

El pacto fija un plazo de cinco años para que Europa habilite ese sistema propio que permita garantizar el respeto de la privacidad y las libertades individuales pero, mientras tanto, funcionarios europeos controlarán la extracción de datos de los servidores del consorcio bancario internacional Swift por parte estadounidense.

Uno de los elementos clave es la fiscalización de las demandas de información que provengan de EEUU, que realizará la oficina policial europea, Europol, que filtrará y supervisará las transferencias para que cumplan las garantías requeridas.

El nuevo acuerdo, sobre un texto cerrado hace poco más de diez días con Washington, debería obtener una mayoría suficiente en la Eurocámara, después de que socialistas y liberales valoraran sus "mejoras fundamentales" y se unieran al Partido Popular Europeo (PPE), que ya había apoyado el anterior acuerdo.

El nuevo pacto antiterrorista es heredero de uno ya existente y por el que EEUU tenía acceso, en sus investigaciones a presuntos terroristas, a los datos de transacciones financieras realizadas a través de Swift, consorcio bancario internacional que gestiona aproximadamente el 80% de la información sobre transferencias financieras entre distintos países.

El programa formó parte de la estrategia antiterrorista conjunta que adoptaron Bruselas y Washington tras los atentados del 11-S en Estados Unidos y hasta la fecha ha permitido seguir la pista a 1.550 presuntos terroristas, muchos de ellos con su centro de operaciones en Europa.

El Parlamento Europeo, apoyado en las nuevas competencias que le da el Tratado de Lisboa, rechazó el texto anterior en febrero y creó un vacío legal que tanto Estados Unidos como los países de la UE querían atajar lo antes posible y, especialmente, antes de la campaña estival.

Mostrar comentarios