La Unión Europea mira con inquietud las elecciones griegas

  • La UE mira con cierta inquietud hacia las elecciones griegas del próximo 6 de mayo por el temor de que conduzcan a un mapa político y social complicado que haga descarrilar de nuevo el duro programa de ajuste y reformas acordado con Atenas para rescatar al país.

Céline Aemisegger

Bruselas, 27 abr.- La UE mira con cierta inquietud hacia las elecciones griegas del próximo 6 de mayo por el temor de que conduzcan a un mapa político y social complicado que haga descarrilar de nuevo el duro programa de ajuste y reformas acordado con Atenas para rescatar al país.

"Hay un temor en las instituciones de la UE y en las capitales europeas a que el futuro Gobierno griego no implemente el plan de ajustes y reformas acordado" con los socios de la eurozona y la troika -la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional-, dijo a Efe Janis Emmanouilidis, analista del Centro para la Política Europea (EPC, en sus siglas en inglés).

Y es que hay una "desconfianza" en la eurozona por el historial nada halagüeño de Grecia en los últimos dos o tres años, que comenzó con el maquillaje de las estadísticas y prosiguió con la falta de compromiso y los constantes retrasos en la implementación del primer rescate concedido en mayo de 2010.

Por eso, la eurozona ha puesto sobre la mesa condiciones y garantías muy estrictas antes de autorizar el segundo rescate.

El jefe de la UE para la troika, Matthias Mors, dijo recientemente que los riesgos para la implementación del programa siguen siendo muy significativos, entre ellos las elecciones.

Para reflotar al país, Grecia tiene que hacer un esfuerzo colosal en un contexto de recesión en el que aún no se ve la luz al final del túnel y los ciudadanos están cansados de la austeridad impuesta por la UE, reconoce Emmanouilidis.

En este clima de crispación -añade- afloran sentimientos antieuropeos y antirrescate y promesas electorales de alternativas al programa de la troika.

Sin embargo, la inquietud por estas elecciones anticipadas del 6 de mayo es relativa ya que, para Bruselas, Grecia se encuentra en un "segundo plano" una vez aprobado el segundo rescate y concluido el canje de bonos.

Además, en las instituciones europeas se mira con más atención a Francia, que celebra la segunda vuelta de las elecciones presidenciales el mismo día que los griegos acuden a las urnas, y a la caída del Gobierno holandés, destacan las fuentes consultadas.

Y Bruselas sabe que "digan lo que digan los candidatos en la campaña griega, cualquier cambio al segundo programa de asistencia financiera no depende de ellos", sino de sus socios europeos.

La eurozona tiene la sartén por el mango y aunque oficialmente se recalca que los partidos griegos se han comprometido con el rescate y se apela a la unidad política, en privado no dudan en recordar a Atenas que el Gobierno que salga de las urnas "tiene poco margen de maniobra" y si exige cambios "se corta el grifo".

Emmanouilidis asegura que los dos principales partidos griegos, el Movimiento Socialista Panhelénico (Pasok) y el conservador Nueva Democracia (ND), sufrirán grandes retrocesos en las urnas.

Aunque es muy difícil predecir el resultado, cree también que es muy probable que surja una "gran coalición" con bastantes más partidos que los que conforman el actual gobierno de unidad dirigido por el tecnócrata e independiente Lukás Papadimos, que contaba hasta febrero además con el apoyo del partido de extrema derecha LAOS.

Pese al descontento popular en Grecia, el analista del EPC prevé que la mayoría de los griegos votará a los partidos que les mantendrán en la eurozona, por lo que votarán proeuropeo.

Una clara mayoría de los griegos está a favor de la permanencia de Grecia en el euro, si bien un 62,5 % de los votantes exigen una política alternativa a la del acuerdo de rescate.

En cualquier caso, Pasok y ND, los únicos favorables al acuerdo de rescate firmado con la eurozona y el FMI, "deberían tener interés en hacer bien las cosas, aunque eso probablemente les perjudique en las siguientes elecciones", sostuvo el analista,

"Pero el no hacer los deberes también tiene su precio", advirtió.

Estas elecciones pueden arrojar una situación algo contradictoria, ya que "los ciudadanos están hartos" pero también saben que, "pese a la recesión, una salida del euro sería peor. Por eso muchos votarán a Pasok y a ND, precisamente los dos partidos que les han metido en esa situación", explicó.

A la espera de los resultados, Bruselas insiste en que "gane quien gane, se tiene que respetar el programa" acordado, porque ése "beneficia a todos" los griegos.

Mostrar comentarios