La violencia de rebeldes ugandeses mantiene desplazadas a 145.000 personas

  • La violencia de los rebeldes ugandeses del Ejército de Resistencia del Señor (LRA, en sus siglas en inglés) en la República Centroafricana (RC), la República Democrática del Congo (RDC) y Sudán del Sur mantiene desplazadas a 145.000 personas, informó hoy la ONU en un comunicado.

Johannesburgo, 12 nov.- La violencia de los rebeldes ugandeses del Ejército de Resistencia del Señor (LRA, en sus siglas en inglés) en la República Centroafricana (RC), la República Democrática del Congo (RDC) y Sudán del Sur mantiene desplazadas a 145.000 personas, informó hoy la ONU en un comunicado.

La cifra corresponde al período comprendido entre julio y septiembre de 2014 y se refiere al número de personas que siguen sin poder volver a casa debido al riesgo de ser atacados por los integristas cristianos del LRA, que luchan desde el extranjero por instalar en Uganda un régimen basado en los diez mandamientos.

Según la ONU, el LRA ha perpetrado en lo que va de año 157 ataques y ha cometido 22 asesinatos y secuestrado a 432 personas en la RC y la RDC, países cercanos a Uganda.

El grupo no comete desde 2013 ninguna atrocidad en Sudán del Sur, que sin embargo sigue albergando refugiados de estos dos países que huyeron de la amenaza del LRA, liderado por Joseph Kony.

Desde que comenzó su lucha, a finales de la década de 1980, Kony y sus secuaces han secuestrado, torturado, violado y matado a miles de personas.

A principios de año, Kony expresó a través de una carta su voluntad de retomar las conversaciones de paz con Uganda.

Se sospecha que el líder del LRA -que no opera en Uganda desde 2006- se encuentra escondido en zonas selváticas de los alrededores de su país.

En 2005, la Corte Penal Internacional emitió una orden de arresto contra Kony y otros líderes del LRA por crímenes de guerra y contra la humanidad.

Mostrar comentarios