Las crisis humanitarias llegarán este año al récord histórico de 78,9 millones de personas, según la onu


Naciones Unidas y sus aliados necesitan 18.800 millones de dólares (unos 16.700 millones de euros) para atender a 78,9 millones de personas en 37 países durante este año, lo que supone el mayor llamamiento de la historia para crisis humanitarias.
Estas cifras suponen una ampliación del llamamiento humanitario lanzado a finales del año pasado por la ONU para 2015, que ya entonces preveía necesidades récord: 16.400 millones de dólares (más de 14.500 millones de euros) para socorrer a 57,5 millones de personas en 22 países.
Sin embargo, el último informe global de evaluación del llamamiento humanitario revela que es necesario un nivel récord de fondos para responder a un número cada vez mayor de personas en situación de necesidad, en medio de una amplia difusión de los conflictos y las crisis en todo el mundo, según informó hoy la ONU.
No obstante, Naciones Unidas criticó que en lo que va de año se han confirmado 4.800 millones de dólares (unos 4.250 millones de euros), de manera que la brecha presupuestaria es del 74% de los fondos solicitados, es decir, apenas se han cubierto un 26% de las necesidades humanitarias.
Esta actualización de las cifras dispara el llamamiento de la ONU para 2014, ya que, según datos de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, en sus siglas en inglés), recogidos por Servimedia, entonces las necesidades eran de 13.000 millones de dólares (11.500 millones de euros) para ayudar a 52 millones de personas en 17 países.
“Aunque cada año los donantes sean más generosos, la brecha entre los fondos necesarios y los fondos recaudados sigue ampliándose”, dijo el secretario general adjunto y coordinador de la Ayuda de Emergencia de la ONU, Peter O’Brien, quien añadió que esta situación “plantea preguntas sobre nuestra capacidad para seguir atendiendo a las personas vulnerables”.
Naciones Unidas apuntó que a las crisis humanitarias actuales en Sudán del Sur, Yemen y el este de Ucrania se añaden los esfuerzos de socorro y recuperación de Nepal tras los terremotos, además del “dramático” alza en el número de desplazados internos debido a los conflictos (38 millones de personas en 2014, en comparación con los 33,3 millones de 2013) y a los desafíos de seguridad para entregar la ayuda humanitaria.
"A pesar de estos desafíos, la ONU y sus socios humanitarios están llegando a más gente que nunca y los trabajadores humanitarios aún están entregando con valentía la ayuda a los más necesitados, a menudo en entornos acosados por la inseguridad", agregó O'Brien.

Mostrar comentarios