Lunes, 21.01.2019 - 19:38 h
Fomento despliega 37 máquinas quitanieves

Las intensas nevadas obligan a cortar el paso de vehículos pesados por la A-67

Las condiciones de circulación también son "difíciles" para el resto de vehículos, principalmente en el Puerto de Pozazal.

Un camión quitanieves despeja la NA-137 en el puerto de Belagoa, donde las carreteras se han visto cubiertas de nieve en el primer temporal de invierno.  EFE/Jesús Diges
Un quitanieves despeja la NA-137 en el puerto de Belagoa, donde las carreteras se han visto cubiertas en el primer temporal de invierno. EFE/Jesús Diges

Las instensas nevadas que llevan registrándose desde ayer en el centro y el sur de Cantabria ha obligado a cortar la circulación de camiones en la Autovía de la Meseta, la A-67. En concreto, está limitado el paso por esta vía a camiones de gran tonelaje y los que transportan mercancías peligrosas, según informa la Dirección General de Tráfico (DGT).

La circulación en esta autovía ya estaba condicionada a última hora de ayer pero, a lo largo de la noche, se han ido intensificando las nevadas y, por ello, la DGT ha tenido que cortar el paso de camiones. No obstante, las condiciones de circulación también son "difíciles" para el resto de vehículos, principalmente en el Puerto de Pozazal, entre los kilómetros 157 al 116 de la A-67, entre Reinosa y Mataporquera, en ambos sentidos.

Ante la previsión de esta situación, la Delegación del Gobierno en Cantabria decretó el sábado por la tarde el nivel de preemergencia en la red de carreteras del Estado en la comunidad.

Despliegue de maquinaria

Y el Ministerio de Fomento preparó 37 máquinas quitanieves y 16.110 toneladas de fundentes para hacer frente a las nevadas pronosticadas por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) para este domingo y el lunes.

Pero la previsión cambió de madrugada y la AEMET emitió un parte meteorológico extendiendo el aviso de nivel naranja por nieve, que en principio sólo iba a afectar al centro regional y el valle de Villaverde, a Liébana. Ante este nuevo pronostico, la Delegación del Gobierno activo la fase de emergencia en la red de carreteras del Estado.

La nieve no sólo afecta a la red principal, en la A-67 y la N-621, donde hay que usar cadenas entre los kilómetros 121,7 y 135, sino también a la autonómica, donde en estos momentos hay cuatro vías en las que es necesario el uso de cadenas para poder circular, según informa a través de su web Carreteras de Cantabria.

Esas vías son la CA-643, de San Roque de Río Miera al Puerto de Lunada, del kilómetro 8 al 14,3; el puerto de Palombera, en la CA-280, que va del Valle de Cabuérniga al Salcedillo, entre los kilómetros 20 y 32; la CA-184 entre Potes y Piedrasluengas, del 8 al 24,8; y la CA-185 entre Potes y Fuente Dé, del 7 al 23.

Además, la nieve obliga a circular con precaución por la CA-183, de Reinosa a Brañavieja, entre los kilómetros 21,5 y el 24; la CA-281 entre Puentenansa y Piedrasluengas, entre el 8 y el 34,5; y en la CA-182, entre el Valle de Cabuérniga y Puentenansa, del 7 al 13,5.

Cuatro grados bajo cero

Por otro lado, el temporal también está desplomando los termómetros y en Alto Campoo se han alcanzado ya los -4,3 grados centígrados a las 7.00 horas, la sexta temperatura más baja del país, según los datos de la AEMET, consultados por Europa Press.

También en el sur de Cantabria, en concreto en Reinosa, se han registrado rachas de viento de 73 kilómetros por hora a las seis de la mañana y que ocupan la séptima posición del ranking de la AEMET.

En el mar, se han registrado a primera hora de esta mañana olas cercanas a los cuatro metros. La altura significante del oleaje ha llegado a un máximo de 3,87 metros a las 9.00 horas, según los datos de la Boya Augusto González Linares del Instituto Español de Oceanografía (IEO), situada a 22 millas al norte de Cabo Mayor.

Alerta en 18 provincias

La Agencia Estatal de Meteorología mantiene para todo el domingo en Baleares la alerta naranja por lluvias intensas que pueden alcanzar los 40 litros por metro cuadrado en una hora, y añade en el mapa de alertas naranjas a Burgos, Cantabria y Asturias pero por riesgo de nieve.

También por nieve, aunque en alerta amarilla -de menor intensidad- están otras quince provincias: Granada, Jaén, Huesca, León, Palencia, Soria, Barcelona, Girona, Lleida, Navarra, Lugo, La Rioja, Álava, Vizcaya y Guipúzcoa, señala la Aemet. La cota de nieve, en la mayoría de las zonas, estará por encima de los 600-700 metros.

En aquellas donde la alerta por nieve es naranja se podrían acumular en 24 horas hasta 22 centímetros de nieve, en concreto en la Liébana (Cantabria), o de 22 centímetros en zonas de Asturias, en Cordillera y Picos de Europa; en Burgos la acumulación estará entre los 3 -en meseta- y los 16 centímetros -cordillera cantábrica-.

Huesca, además de por riesgo de nevadas, está en alerta amarilla por riesgo de temperaturas mínimas: en el Pirineo los termómetros podrían registrar 6 grados bajo cero, al igual que en el Valle de Arán (Lleida), también en alerta amarilla por bajas temperaturas. Tarragona está en amarillo por riesgo de lluvias, Lanzarote por riesgo de fenómenos costeros y Melilla por viento y fenómenos costeros.

La nieve ya ha obligado a cerrar algunas carreteras de montaña en el norte o a circular con neumáticos de invierno, por ejemplo, en la autopista del Huerna (AP-66), y con cadenas por el puerto de Pajares.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios