Domingo, 17.11.2019 - 11:58 h

Las ocho razas de perros peligrosos en España que no todos pueden tener

  • La legislación española establece ocho especies caninas como "altamente peligrosas": Pit bull, rottweiller, o el dogo argentino son algunos de ellos.
  • Los requisitos para poder tener como mascota a una de estas razas exigen capacidades físicas y psíquicas además de no tener antecedentes criminales.
Dogo argentino

La agresividad de un animal y concretamente de un perro no depende únicamente de factores genéticos o físicos, sino también ambientales. En general, es catalogada como peligrosa cualquier especie silvestre, con actitud agresiva o con unas características anatómicas que puedan entrañar riesgos si se produce un ataque.

Además de la genética, es imprescindible tener en cuenta el adiestramiento que ha recibido el animal. Especialmente es importante saber si ha sido amaestrado para atacar o infringir daños a terceros, ya sean otras especies animales o personas.

Esto hace que existan perros que por su raza o características anatómicas puedan ser considerados peligrosos, pero que estén perfectamente capacitados para la convivencia familiar. También ocurre justo lo contrario. Pueden existir especies caninas que siendo aparentemente inofensivas resultan peligrosas si han recibido un entrenamiento agresivo.

Aún así, la ley intenta acotar qué especies son peligrosas. El Real Decreto 287/2002, que modifica la ley de 1999 que rige la "tenencia de animales potencialmente peligrosos" establece ocho razas caninas dentro de esta categoría.Pit Bull Terrier.Staffordshire Bull Terrier.American Staffodshire Terrier.Rottweiler.Dogo Argentino.Fila Brasileiro.Tosa Inu.Akita Inu.

Además de los perros pertenecientes a estas razas o que hayan sido engendrados a través del cruce de las mismas, la ley considera "potencialmente peligrosos" a los canes que tengan la mayoría de estas características.Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.Marcado carácter y gran valor.Pelo corto.Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 centímetros, altura a la cruz entre 50 y 70 centímetros y peso superior a 20 kg.Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.Cuello ancho, musculoso y corto.Pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculado y corto.Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.Pasear un perro peligroso es como tener un coche

Ser mayor de edad, un seguro de responsabilidad civil a terceros, una prueba psicotécnica y cumplir con unas determinadas características físicas y psicológicas son algunos de los duros requisitos que hay que cumplir para conseguir la licencia que permite poseer cualquier raza catalogada como peligrosa.

La incapacidad física visual, auditiva, en el sistema locomotor es motivo para suspender en los criterios que la conceden. También los trastornos mentales y de conducta así como las personas que no gocen de una buena capacidad en la toma de decisiones están incapacitadas para tener este tipo de mascotas.

Cuando un dueño saque a pasear a un pit bull o un rottweiller debe llevarlo siempre con una correa no extensible y que no supere los dos metros de distancia. Además debe portar consigo el permiso para tener a esa raza como mascota, como si fuese un carné de conducir.

Ahora en Portada 

Comentarios