Jueves, 23.11.2017 - 09:08 h

Las universidades catalanas desarrollan un programa para detectar el copia-pega

  • LaUniversitat Oberta de Catalunyaha desarrolladoPECPlagio, unsoftwarede reconocimiento de textos quedetecta rápidamente el plagio.
  • Las universidades intentan adelantarse mediante la tecnología a los alumnos que copian trabajos.
Alumnos de UPO aprueban en Pleno llevar a las clases propuesta de paro académico el 24M y un encierro previo

Los copiones universitarios lo tienen cada vez más difícil para no ser cazados. El avance tecnológico del que se hacen valer para poder cometer su engaño también se desarrolla para evitarlo. Un proyecto de la Universitat Oberta de Catalunya ha desarrollado PECPlagio, un software de reconocimiento de textos que detecta rápidamente el copia-pega al comparar el trabajo presentado con fragmentos de otros textos. La aplicación no sólo detecta qué texto ha sido plagiado, sino también en qué porcentaje.

Cuando se introduce el texto el software marca en fosforito de donde procede la copia, y marca tanto el lugar de donde ha sido copiado como las partes que han sido copiadas.

El software utiliza el lenguaje natural MS-Word y el código fuente Java para buscar las partes plagiadas por los alumnos y ofrecer una nueva herramienta a los profesores para detectar la copia.

Según esta universidad, de los 100.000 trabajos al semestre, el 16% tiene indicios de haber sido copiados.También se hizo en León

No es la primera vez que las universidades utiliza este tipo de programas para detectar a los plagiadores que plagan las aulas. Por ejemplo, la Universidad de León (ULE) puso en marcha hace un año de forma experimental el programa 'Turnitin', que tiene como fin al igual que el anterior detectar el copy-paste en los campus de León como de Ponferrada.

Los responsables de esta universidad consideraron necesario la introducción de este programa ante el elevado porcentaje de plagios, hasta un 90%.

Turnitin cuenta con un millón de usuarios, 18 idiomas y se utiliza en 126 países y cuenta con una base de 50.000 millones de páginas web, 127 millones de publicaciones cerradas y utiliza los mismos portales de los estudiantes, con 300 millones de trabajos universitarios.

Un handicap que acompaña a estos programas es su alto coste. La utilización experimental de 'Turnitin' supuso a la universidad leonesa un coste aproximado de 18.000 euros.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios