Domingo, 22.09.2019 - 15:08 h

Legislativo boliviano analiza indulto para reclusos aprobado por Morales

La Asamblea Legislativa boliviana analiza hoy el decreto de indulto para procesados o condenados por delitos menores que el presidente Evo Morales aprobó para aliviar el hacinamiento en las cárceles, entre otros objetivos.

La Paz, 16 sep.- La Asamblea Legislativa boliviana analiza hoy el decreto de indulto para procesados o condenados por delitos menores que el presidente Evo Morales aprobó para aliviar el hacinamiento en las cárceles, entre otros objetivos.

El decreto fue aprobado la semana pasada, pero para entrar en vigor debe ser previamente aprobado por el Parlamento, por lo que el vicepresidente Álvaro García Linera, que preside el Legislativo, convocó para hoy a una sesión para tratar el asunto.

La sesión comenzó a las 15.30 hora local (19.30 GMT) y aún continuaba casi siete horas después.

El presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara baja, el oficialista Héctor Arce, explicó a los medios que la Asamblea puede aprobar o rechazar la norma pero no hacerle cambios, pues no es un proyecto de ley que se haya originado en el Legislativo.

El decreto plantea beneficiar con el indulto a personas cuya sentencia sea igual o menor a ocho años por la comisión de delitos menores y a aquellos detenidos preventivos cuyos procesos se hayan alargado cuatro años sin una resolución.

Podrán acogerse al beneficio ancianos, adolescentes y jóvenes de hasta 25 años, personas con enfermedades graves o terminales, con discapacidades graves y padres o madres que tengan a su cargo a hijos menores de 12 años con los que vivan en las penitenciarias.

La norma excluye a procesados o condenados por asesinato, violación a menores, traición a la patria, espionaje, secuestro, trata y tráfico de personas, terrorismo, separatismo, extorsión, corrupción, narcotráfico y a los que sean reincidentes.

El decreto tendrá una vigencia de un año, a diferencia de una norma previa aplicada a principios de año que duró tres meses y permitió la libertad de unos 222 reos, lejos de la meta de 1.900 que se propuso el Gobierno al dictar aquella normativa.

Antes del análisis del nuevo indulto, el ministro boliviano de Gobierno, Carlos Romero, presentó un informe al Legislativo sobre la situación en las cárceles y las acciones gubernamentales en esa área.

El ministro ratificó que sólo el 16,7 % de los reclusos tiene sentencia, mientras que el 83,3 % son reos preventivos, según la agencia estatal ABI.

"En otros países, el número de detenidos preventivos en promedio en la región oscila entre 56 % y 60%, es decir estamos por encima del promedio de la región", dijo Romero y ratificó que uno de los problemas es la lentitud con que opera la Justicia.

Detalló que en el país hay 14.741 reos y además hay 2.100 niños y niñas viviendo en los centros penitenciarios con sus padres.

También reconoció que el hacinamiento es "dramático" puesto que, por ejemplo, en la región oriental de Santa Cruz se tiene una capacidad para 880 reclusos, pero en los penales hay 5.585.

Romero defendió que entre 2006 y 2013, el Gobierno ha invertido 2,7 millones de dólares en el mantenimiento de la infraestructura carcelaria existente y la construcción de nuevos penales.

Su informe fue aprobado por la Asamblea Legislativa, dominada por el oficialista Movimiento al Socialismo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios